México.- Con 90 votos a favor, ninguna abstención y 22 en contra, el Senado aprobó en lo particular el dictamen que crea en la Constitución la figura de revocación de mandato y consulta popular.

Debido a que la minuta de origen sufrió cambios en un 90% al incluir las propuestas de la oposición conformada por el PAN, PRI, MC y PRD, el dictamen se regresó a la Cámara de Diputados para su análisis y aprobación.

Durante la discusión y ante el rechazo del PAN de votarla a favor por no confiar en el presidente Andrés Manuel López Obrador, los panistas sostuvieron que se corre el riesgo de que Morena haga mal uso de la revocación de mandato.

Su excompañero de partido, Germán Martínez Cázares, les señaló que desde hace años Acción Nacional se debe a los ciudadanos y eran impulsores de la figura, por lo que mal hace en votar en contra.

“Desde que yo me acuerde, el PAN no le temía a los ciudadanos, estoy seguro que si hacemos un estudio, la revocación de mandato históricamente es un reclamo ciudadano del PAN. Sus reclamos vienen de una enfermedad que se llama ‘amlofobia’. Nosotros queremos que los gobernadores que no cumplen se vayan con la revocación de mandato. La revocación no es la Ley Bonilla”, expresó Germán Martínez.