El Senado de la República avaló una serie de reformas a la Ley General de Salud a fin de que los procedimientos de mastectomía y mamoplastia reconstructiva sean considerados como servicios básicos de salud.

Con 86 votos a favor, el pleno de la Cámara Alta dio luz verde al dictamen que incorpora la detección, prevención, tratamiento y seguimiento del cáncer de mama como una de las bases fundamentales de la política de salubridad.

En este sentido, prevé el acceso y la gratuidad de los procedimientos de mastectomía y mamoplastia reconstructiva, incluidas prótesis de calidad, así como atención médica y psicológica integral durante todo el proceso.

Desde la tribuna, la senadora por Morena, Martha Lucía Micher, destacó que la reconstrucción mamaria no es una cuestión de estética ni un capricho de las mujeres, sino un derecho que forma parte de un tratamiento integral de cáncer de mama.

Martha Lucía Micher indicó que la reconstrucción mamaria eleva significativamente la autoestima de las mujeres víctimas de cáncer, por lo que, dijo, no se trata de una cirugía cualquiera.

De igual forma, el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, afirmó que la reforma cambiará la vida de muchas mujeres que caen en depresión después de la mastectomía.

El dictamen aprobado se remitió a la Cámara de Diputados, donde deberá recibir el aval correspondiente.