México.- Por unanimidad, el Senado de la República avaló un conjunto de reformas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia política contra la mujer.

En una sesión dedicada a promover acciones legislativas que protejan y salvaguarden los derechos de mujeres y niñas, el pleno de la Cámara Alta modificó el proyecto enviado desde San Lázaro que establece penas de hasta siete años de prisión para quien cometa violencia política de género.

Las reformas, aprobadas con 101 votos a favor, establecen también la obligación de los partidos políticos de garantizar la paridad de género en sus candidaturas, así como la igualdad de condiciones, entre mujeres y hombres, en sus órganos internos de dirección.

Desde la tribuna, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Micher, destacó que con estas reformas la violencia política contra las mujeres por fin será considerada un delito.

En tanto, la senadora por el PAN, Nadia Navarro, destacó que la alianza de las mujeres se ha traducido en leyes concretas, las cuales, dijo, tendrán un beneficio no sólo en lo político, sino también en lo económico. El dictamen aprobado se devolvió con modificaciones a la Cámara de Diputados, donde deberá recibir el aval correspondiente.