Chilpancingo, Guerrero.- Un bloque de senadores, encabezados por Nestora Salgado García, exhortaron al gobierno federal y estatal a otorgar medidas cautelares a la activista Obtilia Eugenio Manuel y a su familia, ante amenazas directas de muerte.

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, Eugenio Manuel hizo su primera aparición pública ante medios de comunicación, luego de haber sido raptada durante cuatro días por sujetos desconocidos.

Ante senadores, la luchadora social señaló que durante su vida de activismo jamás imaginó pasar por un capítulo complicado, plagada de amenazas, que de momento la mantienen desplazada de su lugar de origen.

Dejó entrever que su secuestro, se debió a un asunto relacionado directamente con su labor de enlace de obra pública en el municipio y a la inconformidad de uno de los constructores.

Indicó que las amenazas iniciaron desde noviembre y días antes de ser raptada en un poblado ubicado en la cercanía de Ocotito. En ese punto, les vendaron los ojos y no pudo ubicar el lugar en el que se encontraban.

Estaba bajo investigación en Ayutla, “nos liberaron que no pusiera la denuncia, que no hablara con los policías, porque su familia la tenían identificada. Nos pidieron y que me regresará a Ayutla”, señaló.

“Lo que pido aquí y ahora, porque nuestra familia está desprotegida, pido al gobierno estatal y federal, que proteja a mis hijos y familia y a la familia de mi otro compañero, estamos en riesgo”, señaló.

Cuando fue puesta en libertad por sus captores, Obtilia Eugenio fue amenazada para que no denunciara el hecho y que tampoco acudiera con la Policía, si quería mantener viva a su familia. A parte de que le pidieron una suma de dinero tras el rescate.