El Senado recibió una minuta de la Cámara de Diputados para declarar el 8 de noviembre de cada año como Día del Urbanista Mexicano, con el fin de reconocer la labor de esas personas, que contribuyen a tener un hábitat más agradable y funcional.

En el documento se destaca la necesidad de que cada año se recuerde la importancia de generar mejores condiciones de vida en las ciudades como recordatorio de la vida en sociedad en el mediano y largo plazos.

La minuta turnada a las comisiones unidas de Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial y de Estudios Legislativos del órgano legislativo enfatiza en la importancia de concientizar sobre la planificación entre el desarrollo urbano y la protección del patrimonio natural, histórico y arquitectónico, cultural y artístico.

“Los urbanistas tienen los conocimientos y habilidades para hacer esto una realidad, el derecho a la ciudad es importante y se une a los derechos humanos asociados al territorio, al derecho a la vivienda, al trabajo, a la educación y la salud”, precisa.

El pleno del Senado de la República además recibió un proyecto de decreto que reforma el Artículo 182 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, que precisa que las acciones para la soberanía y la seguridad alimentaria deberán considerar de manera prioritaria a los pequeños productores en condiciones de pobreza.

El dictamen devuelto para los efectos de la fracción e) del Artículo 72 constitucional se turnó a las comisiones unidas de Desarrollo Rural, Autosuficiencia Alimentaria y Estudios Legislativos.