Villahermosa, Tabasco.- El senador por el PRD, Juan Manuel Fócil Pérez, adelantó este domingo 22 en rueda de prensa que presentaría un punto de acuerdo legislativo para exhortar a la Fiscalía General de la República a que investigue y esclarezca los “nueve decesos en el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa” por aplicarles medicamento contaminado.

“Quiero denunciar un caso grave, que está pasando en el hospital regional de Pemex en Tabasco, más de 60 pacientes que requerían tratamiento de hemodiálisis fueron infectados por un medicamento contaminado, como consecuencia hay nueve personas fallecidas, uno en terapia intensiva y 49 más con atención médica”, detalló.

Fócil Pérez reclamó que lo único que han hecho las autoridades locales “es emitir actas de defunción por muerte natural, para tratar de ocultar lo inocultable".

El senador presentó cuestionamientos que deben ser respondidos por las autoridades federales: ¿Estos son los ahorros que se están haciendo en administración? ¿A quién le compraron estas medicinas? ¿Quién lo autorizó? ¿A qué precio? ¿Qué se quiere ocultar? Esto puede ser un acto de corrupción o también puede ser un caso de negligencia médica o administrativa. ¿Falló el personal médico o no hay los materiales de la calidad suficiente para hacer el tratamiento?".

Senador, Fócil Pérez

Senador, Fócil Pérez

Fócil Pérez recordó que en el pasado se criticó al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por comprar medicina contra el cáncer “chafa” para niños que requerían ese tratamiento, hoy es lo mismo o peor. Hay nueve muertos y 49 infestados y uno en terapia intensiva, reiteró.

Desde la semana pasada, trabajadores de la sección 44 del Sindicato Petrolero mantienen un plantón permanente enfrente de las instalaciones del hospital regional de Pemex, en demanda que se mejore la atención de los pacientes, se tenga un mejor abasto de medicamentos, más consultas y mejores condiciones del nosocomio.

La víctima más reciente es Nahúm Domínguez García de 72 años, extrabajador de la empresa petrolera, quien recibió el mismo químico que según los primeros datos contenía la bacteria klebsiella. Estuvo en terapia intensiva por más de 15 días.

Esa muerte se suma a la de Bienvenido Sánchez Feria, de 76 años; María Soledad Magaña, de 55; Patricia Jiménez Marín, de 54; Feliciano Sánchez Osorio, de 65; Marina Sánchez González, de 49; Baldemar García

Flores, de 77 y Javier Acosta de 57 años, a quienes se les suministró el medicamento contaminado, y a la de Salvador Córdoba Díaz, de 75 años, quien perdió la vida porque se infectó con la bacteria cuando le hicieron el cambio de catéter en el mismo hospital.

Visita de Octavio Romero

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, en compañía del subdirector de Servicios de Salud del Hospital Regional de PEMEX en Villahermosa, doctor Rodolfo Lehmann Mendoza, visitó el 13 de marzo a los derechohabientes afectados por la administración de producto del medicamento contaminado.

Además se reunió con personal médico y administrativo, quienes le expresaron las diversas necesidades que hay en el nosocomio, y conversó con los familiares de los pacientes.

Afirmó que la empresa productiva se compromete con la salud y bienestar de sus trabajadores.

Hasta el momento se habla de entre 9 y 11 decesos, aunque Pemex sólo reconoce a siete fallecimientos.

Tres semanas sin explicación

El sábado 29 de febrero falleció la primera persona por la Heparina Sódica contaminada.

Tras darse a conocer ese caso, Pemex emitió un comunicado en el que admitió una muerte y dos personas más en estado de gravedad. Además, responsabilizó al proveedor del medicamento Heparina Sódica de haber entregado un lote infectado con una bacteria.

Luego del segundo fallecimiento, Pemex refirió que “se integró la carpeta de investigación FED/TAB/VHS/0000272/2020 contra quien o quienes resulten responsables, para deslindar responsabilidades”.

Durante el fin de semana en que se registró el primer deceso, pacientes y familiares afectados denunciaron que la dirección del nosocomio no les proporcionaba información clara sobre lo ocurrido, además de que el lugar se encontraba en malas condiciones y con falta de higiene.

Contrario a lo informado por Pemex, el ciudadano Nahum Domínguez García, aseveró que cerca de 25 pacientes acudieron al hospital para someterse a la hemodiálisis, pero sorpresivamente al día siguiente regresaron porque todos comenzaron a sentirse mal.

El 4 de marzo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio por el fallecimiento de al menos dos pacientes que recibieron tratamiento de hemodiálisis en el Hospital Regional de Pemex, en Villahermosa, Tabasco.

Recordó que por lo menos 67 personas fueron afectadas por la aplicación de heparina utilizada para el tratamiento de hemodiálisis.

Los familiares de los derechohabientes afectados responsabilizan al director del hospital, José Luis Oramas Vargas, quien no se les ha acercado a dar alguna explicación.

Sin deslindar responsabilidades

Por su parte, Pemex --que reconoce solo siete fallecidos por esa causa-- informó este lunes 23 que cuatro derechohabientes, de los 51 que resultaron afectados por la administración de Heparina Sódica contaminada, continúan hospitalizados y los 41 dados de alta tienen vigilancia diaria de manera ambulatoria.

“Tres pacientes continúan en Medicina Interna con estado de salud estable y uno más en terapia intensiva, a quien se le está brindando reemplazo renal continuo”, detalló.

Pero, PEMEX no ha cuenta del proceso de las investigaciones para deslindar responsabilidades.

El 17 de marzo, falleció Nahúm Domínguez de 72 años, la séptima víctima, que estuvo por más de 15 días en terapia intensiva, luego que le suministraran el medicamento que contenía la bacteria klebsiella, informaron los médicos a sus familiares.

Asimismo, Pemex informó que a esa fecha 38 pacientes se atendían  diariamente de manera ambulatoria, sin que su salud se viera comprometida; 13 personas más continúan hospitalizadas, de las que 12 muestran un estado de salud estable, y uno más se encuentra en terapía intensiva donde recibe un reemplazo renal continuo.

La noche del 12 de marzo, el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco, informó del fallecimiento del sexto paciente.

Para ese día los pacientes afectados por la Heparina Sódica eran 52, de los cuales 33 se atienden de manera ambulatoria sin compromiso y 19 se encuentran hospitalizados; 17 de ellos reportan una condición estable y 2 permanecen en terapia intensiva.

A las 23:27 horas del mismo 10 de marzo Pemex confirmó que eran cinco las personas fallecidas por medicamento contaminado en hospital de Tabasco.

Pemex dio vista a la Fiscalía General del Estado de Tabasco, que en días pasados integró la carpeta de investigación FED/TAB/VHS/0000272/2020 para indagar y sancionar al o los presuntos responsables de este caso de negligencia médica.

En la tarde de ese martes 10 Pemex había informado de la cuarta persona fallecida por recibir medicamento contaminado en el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco, la señora Marina Sánchez González, de 49 años, informó su esposo.

Detalló que al momento atiende a 54 pacientes afectados, 27 de los cuales permanecen hospitalizados y el resto reciben atención ambulatoria.

Precisó que de los 27 que están hospitalizados, 23 se reportan como estables y cuatro se encuentran en terapia intensiva "recibiendo reemplazo renal continuo", uno de los cuales ha requerido soporte vital alto.

El esposo de Sánchez González, Inocente Hernández Sánchez, trabajador con 32 años de antigüedad en la empresa, pidió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador revisar este caso y hacer justicia porque ya son varios los decesos de los que ha sido testigo.

Dijo que ese día él mismo compró la dosis que necesita su cónyuge para el procedimiento, pero se le informó que no se usó la que él llevó sino otra que al final resultó estar contaminada con la bacteria Klebsiella spp.

“Claro que voy a demandar. Me mataron a mi esposa. Ella estaba bien hasta que le dieron esa medicina mala. Me estoy organizando con mis compañeros y vamos a demandar, el director (José Luís Oramas) tiene la culpa”, sostuvo.

La empresa afirmó que de la muerte del cuarto paciente afectado por la herapina sódica contaminada se dio vista a la Fiscalía de Tabasco, la cual integró una carpeta de investigación contra quienes resulten responsables.

Pemex indicó que el medicamento contaminado forma parte del lote C18E881 de herapina sódica, el cual tiene caducidad de enero de 2021.

El 3 de marzo muere Patricia Jiménez de 50 años de edad, la segunda víctima presuntamente a causa de la administración de Heparina Sódica que estaba contaminada.

Adolfo Palacios Jiménez denunció que esa madrugada falleció su madre, Patricia Jiménez Marín, luego que en el hospital regional de Pemex se le suministrará la semana pasada el medicamento heparina sódica para hemodiálisis contaminada con una bacteria.

El joven culpó a las autoridades del hospital, encabezadas por el director, José Luis Oramas Vargas, y exigió que sea castigado.

El primero caso se trató de la señora María Soledad, de 55 años, ocurrido el 29 de febrero.

Pemex informó el domingo 1 de marzo de 67 derechohabientes afectados por la administración de producto contaminado en el lote C18E881 con caducidad de enero 2021 del medicamento denominado Heparina Sódica.