México.- La senadora de Morena, Citlalli Hernández, negó que el estallido que sufrió la semana pasada en su oficina al abrir un paquete que aparentaba ser un libro, sea un montaje o autoatentado. La legisladora hizo un llamado a no especular y a esperar el resultado de las investigaciones que realiza la Fiscalía General de la República (FGR).

“Responder con mucha claridad que me considero una persona honesta, una persona que no realizaría acciones como la de un autoatentado, no tendría porqué hacerlo. Todo el mundo está en su derecho de interpretar lo que quiera, pero hago un llamado a que no se especule”.

La legisladora dijo no tener enemigos, se negó a dar a conocer el nombre del remitente del libro que contenía el explosivo y expresó que analiza contar con seguridad personal.

Por su parte, el presidente del Senado, Martí Batres, informó que la Mesa Directiva a su cargo,  ya toma las medidas necesarias para garantizar la seguridad de  los miles de personas que ingresan a la cámara alta todos los días.