México.- Senadores de Morena aseguraron que vigilarán las actividades del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que inició actividades a partir del 1 de enero.

Mediante un comunicado de prensa, los senadores dijeron que buscarán que el Insabi cumpla los objetivos del nuevo órgano descentralizado, y su rediseño de las políticas públicas vinculadas al sector salud en virtud de una mejora continua.

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Julen Rementería, criticó que no atienda a los pacientes con enfermedades graves que requieren atención de tercer nivel, y en cambio, se convirtió en un modelo recaudatorio incosteable para la población más vulnerable.

“¡500 pesos por una cama que antes costaba 88 pesos!”, reclamó el senador, “vaya modelo recaudatorio que se ha inventado este gobierno con el Insabi”, añadió.

Mientras, los morenistas se pronunciaron por cuidar todas las fases de la prestación del servicio médico para homologarla y lograr atención oportuna para los pacientes.

“En México, avanzar en la construcción del estado de bienestar social, pasa por atender una de las más graves enfermedades nacionales: la salud. Por ello, el acceso universal está entre las principales prioridades del gobierno de Andrés Manuel López Obrador” apuntó la senadora Imelda Castro.

Mientras que la senadora Margarita Valdez, subrayó que se pretende destinar alrededor de 40 mil millones de pesos recursos del Fondo de Gastos Catastróficos, al presupuesto para este instituto en el 2020.

El senador Américo Villarreal señaló que el objetivo del nuevo órgano es “atender a los más de 69 millones de mexicanos sin seguridad social y a quienes se les brindará, considerando a la salud, como un derecho humano y no, como una prestación laboral”.