Una veterana de la policía de la ciudad estadunidense de Los Ángeles fue sentenciada hoy a tres años de prisión por la muerte de una detenida esposada, informaron autoridades locales.

La víctima había sido detenida y se encontraba en el asiento posterior de la patrulla en donde fue golpeada por la exagente Mary O’Callaghan.

La expolicía de 50 años de edad recibió un crédito de tres meses de su sentencia por el juez de la Corte Superior de Los Ángeles, Sam Ohta, tiempo en que ha permanecido tras las rejas.

O'Callaghan fue encontrada culpable de asalto cometido por un servidor público en contra de Alesia Thomas, de 35 años, en un arresto registrado en julio de 2012.

El incidente fue detectado por las cámaras de video de la patrulla del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés).

Notimex