El Juez 42 penal del Reclusorio Norte sentenció a 27 años y seis meses de cárcel a un sujeto por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio, ocurridos en calles de la delegación Venustiano Carranza.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que se trata de Jaime Flores Rosales, quien de acuerdo con las indagatorias también deberá pagar 60 mil 993 pesos por concepto de gastos funerarios y reparación del daño.

Consta en el expediente que la noche del 27 de octubre de 2010 la víctima, en compañía de su hijo y dos personas más, conducía su unidad de transporte público por avenida Churubusco, colonia Adolfo López Mateos.

Al hacer alto total fue abordado por los hermanos Jaime y Gustavo Flores Rosales; el primero golpeó a uno de los agraviados con un arma de fuego y le ordenó se colocara en la parte trasera; en tanto, su consanguíneo disparó contra el chofer y lo lesionó en la cabeza.

Además, el ahora sentenciado intentó en varias ocasiones accionar una pistola contra el hijo del afectado, pero no lo logró, por lo que ambos le pegaron con la cacha al igual que a otros dos pasajeros, para posteriormente huir.

Por los hechos, el conductor fue trasladado en una ambulancia a un hospital público, donde falleció al día siguiente a consecuencia de las heridas provocadas por el disparo de arma de fuego.

Una vez iniciada la indagatoria el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Venustiano Carranza integró el expediente y lo consignó sin detenido, con petición de orden de aprehensión para los agresores.

Labores de inteligencia permitieron conocer que para evadir la acción de la justicia Jaime Flores ingresó de forma ilegal a Estados Unidos, donde fue capturado por autoridades de migración en Denver, Colorado, y posteriormente deportado.

La sentencia contra este sujeto se dio como resultado de las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público; mientras que la orden de aprehensión contra su hermano continúa vigente.