Ciudad de México.- Inés Coronel Barrera, identificado como suegro de Joaquín El Chapo Guzmán fue sentenciado por un juez federal a más de 10 años de prisión y 15 mil 930 pesos de multa por los delitos de tráfico de drogas y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), y la DEA, Inés Coronel se dedicaba a la producción de mariguana en la sierra de Durango, coordinaba su trasiego en los municipios de San Luis Río Colorado, Cananea y Agua Prieta.

En enero del 2013, el gobierno de los Estados Unidos anunció su inclusión del papa de Emma Coronel en la lista de los narcotraficantes de mayor peso y también figuraba entre los objetivos prioritarios de gobierno Federal.

El día 30 abril de 2013, se inició la averiguación previa, en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, en la Ciudad de México, al recibirse el parte informativo presentado por personal de la Policía Federal, Adscritos a la División Antidrogas, quienes llevaron a cabo la detención de Inés, Inés Omar, Juan Elías, y Reynaldo, decomisando cinco vehículos, diversas armas de fuego cortas y largas, así como un total de 32 paquetes con mariguana.

Según las agencias de seguridad en México y los Estados Unidos, Coronel Barrera se encargaba de la introducción y envío de toneladas de cocaína a Estados Unidos, además que también habría ayudado a Joaquín Guzmán Loera a fugarse de una prisión de máxima seguridad en 2001.

Emma Coronel y El Chapo

Según lo informado por El Universal, Emma Coronel Aispuro, es una exreina de belleza de 27 años de edad, que se convirtió en la tercera esposa de El Chapo cuando ella tenía 18 años de edad.

El Chapo y Coronel se conocieron cuando ella se convirtió, a los 17 años, en la reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba en Durango, en el 2007. Guzmán Loera esperó para casarse con ella hasta que cumpliera la mayoría de edad.

Tuvieron dos hijas gemelas, nacidas en Estados Unidos.