México.- Para integrar a niños, adolescentes y jóvenes migrantes, la Secretaría de Educación Pública (SEP), instituciones gubernamentales y organizaciones civiles, elaboran un plan que no les cierre las puertas de las escuelas durante su paso por el país.

“Lo que estamos haciendo es un diagnóstico de cuántos niños hay, cuáles son los albergues y cuáles son las edades de los niños para poder dar una atención”, explico María Teresa Meléndez, directora general de desarrollo curricular.

Se plantea que las escuelas públicas no puedan rechazar a los menores centroamericanos que quieran ingresar a los planteles de educación básica, media superior y superior.