México.- La Secretaria de Educación Pública dio a conocer este lunes el código de conducta para los servidores públicos de dicha dependencia en el cual asumen el compromiso “de actuar bajo el principio de Cero Tolerancia a la discriminación, al hostigamiento sexual y al acoso sexual”.

En la carta de invitación incluida en el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, invita a los servidores públicos a asumir el compromiso de “adoptar sus principios, valores y reglas de integridad, con el fin de contribuir al fortalecimiento de la conducta ética y la prevención de conflictos de intereses en el quehacer público y así unir esfuerzos por el bien de México”.

El código establece que los funcionarios deberán mantener un comportamiento digno para conservar espacios de trabajo y educativos libres de hostigamiento y acoso sexual, así como laboral; administrar los bienes, recursos y servicios públicos:

“Con austeridad, eficacia, legalidad, disciplina y eficiencia”; conducirse sin utilizar su empleo, cargo o comisión para obtener o pretender obtener algún beneficio, provecho o ventaja personal a favor de terceros, “evitando aceptar compensaciones, regalos, obsequios a fin de evitar comprometer sus funciones garantizando el principio de lealtad”.

También “conducirse en cualquier ámbito con sencillez bajo una ética orientada en la transparencia, honestidad, lealtad, cooperación, austeridad, sin ostentación o desproporcionadamente a su ingreso, garantizando un servicio óptimo al público en general en beneficio de nuestra sociedad”.

Adicionalmente, no caer en el nepotismo y no valerse de las atribuciones o facultades de su empleo para intervenir para la contratación de personal de estructura, eventuales y honorarios en la SEP, de personas con las que tenga lazos de parentesco por consanguinidad, afinidad o vínculo de matrimonio o concubinato.

El texto, señala que se deberán respetar, garantizar, promover y proteger los derechos humanos prestando sus servicios a todas las personas de forma respetuosa eficiente e imparcial sin discriminación, ostentación y con una clara orientación al interés público.

“Asimismo, evitarán agredir, hostigar, amedrentar, acosar, intimidar, extorsionar o amenazar física, verbalmente o por algún medio al alumnado, personal superior y subordinado, compañeros y compañeras de trabajo y ciudadanía en general”.

De la misma forma evitar realizar actividades ajenas al desempeño de sus empleos, cargos o comisiones y conforme a las leyes, reglamentos y demás disposiciones jurídicas aplicables, en el servicio y atención hacia las y los particulares, además de conducir su actuación con absoluta vocación de servicio a la sociedad, garantizando el principio de profesionalismo y el interés público.

Establece el compromiso de dar a la ciudadanía en general y a sus compañeros y compañeras de trabajo, superiores y subordinados:

“El mismo trato, sin conceder privilegios o preferencias a organizaciones o personas y orientarán sus decisiones de manera neutral e imparcial, sujetándose a las necesidades e intereses de la sociedad promoviendo un ambiente de competencia sano y garantizando las mejores condiciones para el desarrollo del país en materia educativa”.

Adicionalmente, que los integrantes de la SEP “informarán, explicarán y justificarán sus decisiones y acciones, y las sujetarán al escrutinio público, por lo que atenderán y responderán de forma honesta y transparente las solicitudes y/o requerimientos de información de las personas y de organismos fiscalizadores”.