Chilpancingo, Guerrero.- Un grupo de Servidores de la Nación, desplegados en el Distrito 06 de Chilapa, denunciaron públicamente a Paula Angélica Miranda Silva por despedirlos de manera injustificada.

En conferencia de prensa, cinco de los encuestadores, que se encuentran a cargo del levantamiento de datos para alimentar el Censo del Bienestar, indicaron que la funcionaria del gobierno federal, las destituyó de sus funciones sin ningún motivo.

Los inconformes, Reyna Bartolo Zeferino, Esther Bartolo Zeferino, María de Lourdes Rosales Meneses, Adilene Ontiveros Soriano y Víctor Alberto Castro, señalaron que Miranda Silva les prometió un trabajo dentro de la administración federal, tomando en cuenta el desempeño de sus funciones.

Adilene Ontiveros señaló que desde el pasado 7 de octubre de 2018, fecha en que comenzaron a laborar dentro del ejército de Servidores de la Nación, hasta hace un par de semanas, solo les habían pagado por sus servicios la cantidad de 16 mil 180 pesos, en tres pagos.

"Sabíamos que era un trabajo sin pago en estos meses, pero ahorita que ya vienen los contratos se está tomando en cuenta a personas que no estuvieron al principio del voluntariado", señaló.

Durante ese lapso de tiempo, los inconformes mencionaron que solo se reunieron en tres ocasiones con la delegada regional para tocar temas referentes al avance del Censo del Bienestar y que jamás los acompañó a los recorridos por las comunidades.

Ayer, el delegado de los Programas Integrales de Desarrollo, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros tomó protesta formalmente a seis delegados regionales, entre ellos a Paula Angelica Miranda, que coordinará los trabajos en la Montaña Baja.

Los inconformes señalaron que fueron inhabilitados del sistema de captura de proyectos integrales de desarrollo, a solicitud de la delegada regional y de momento, no se les ha dado una audiencia para aclarar su situación.