México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la presencia de familiares de Luisa María Alcalde en la administración federal no constituye en sí mismo un acto de corrupción o nepotismo, pero la Secretaría de la Función Pública (SFP) podría investigar el caso.

En su mañanera de este 22 de mayo, AMLO fue cuestionado sobre una investigación periodística que revela que cuando menos 8 integrantes de la familia de Alcalde Luján -parientes sanguíneos y políticos de la secretaria del Trabajo y Previsión Social-, tienen diversos puestos en el Gobierno Federal. La secretaria reconoció que dos de las personas mencionadas en la investigación sí son sus primas.

Cuestionado sobre el tema de nepotismo, el mandatario se refirió al caso de Bertha Alcalde Luján, quien tiene un cargo en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, un área “completamente distinta” y en la que Luisa María no tiene influencia alguna. Sobre las hermanas, el mandatario señaló:

“Las dos (son) de primera. Ojalá y contáramos con más mujeres y hombres así; son, la verdad, las dos excepcionales, bien preparadas, honestas y sobre todo con dimensión social, le tienen amor al prójimo”.

No obstante, sobre el caso de las primas reconocidas por la propia secretaria AMLO dijo desconocer los casos y las áreas en las que Karina Luján y Tania Tiscareño se desempeñan, pero subrayó:

“Lo que yo considero es que no hay nepotismo; así: tajante, categórico. Pero si tienen elementos, están en todo su derecho de presentar denuncia”

En todo caso, estimó que “ya está tomando nota la secretaria de la Función Pública”, Irma Eréndira Sandoval, y “seguramente ella va a hacer la investigación de oficio” para determinar si existe nepotismo en este particular “porque no se permite”.