Ciudad de México.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) que encabeza Irma Eréndira Sandoval rechazó los señalamientos en un reportaje donde presuntamente la titular de esta dependencia posee un patrimonio en inmuebles por 60 millones de pesos. En un comunicado se indicó que los supuestos “valores actuales” reportados en la prensa son falsos y producto de meras especulaciones. Asimismo rechazó que se le haya cedido un terreno por parte del gobierno de Ciudad de México.

«La secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros jamás ha recibido ningún bien inmueble como regalo o donación de funcionario público o político alguno, ni durante, ni antes de ocupar su responsabilidad actual. Su patrimonio es resultado tanto del trabajo profesional de ella y su esposo como de los bienes y recursos que han recibido en herencia y donación de familiares», refiere en un comunicado.

Ayer, se dio a conocer que las cinco casas y un terreno asciende hasta los 60 millones de pesos, según lo valuado en el mercado. Esta cifra es cinco veces mayor que lo que la funcionaria reportó en sus bienes inmuebles como parte del gabinete de López Obrador.

El terreno que obtuvo como obsequio de la administración de Ebrard fue trasladado a Eréndira Sandoval en agosto de 2007, 13 años después de que el gobierno capitalino lo escriturara como propio. La Dirección General de Regularización Territorial cedió a la secretaria de la Función Pública un predio de 253 metros cuadrados en Santo Domingo de Los Reyes, colonia Pedregal de Santo Domingo Coyoacán.

Al recibir el millonario terreno, Irma Eréndira Sandoval era coordinadora de Laboratorio de Documentación y Análisis de la Corrupción y la Transparencia de la UNAM. Mientras que su esposo, John Ackerman, era trabajador del Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Para ese entonces, ambos personajes habían hecho explícitas su aceptación y apoyo a López Obrador.