El titular de la Secretaría de Finanzas del estado de Guerrero, Héctor Apreza Patrón, informó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le notificó que deberán reducir su nómina y el gasto.

Al diario El Universal, el funcionario le dio a conocer que además Guerrero tiene un déficit histórico por más de 18 mil millones de pesos, por lo que elgobierno estatal enfrenta el pago de mil 600 millones de pesos.

Ante esto, la dependencia anunció que podría haber despidos de trabajadores, sin señalar fecha y número de bajas laborales.

Apreza Patrón informó que además del déficit histórico por más de 18 mil millones de pesos, el gobierno estatal enfrenta el pago de mil 600 millones de pesos, por laudos emitidos por las juntas de Locales de Conciliación y Arbitraje (JLCA), lo que, dijo, agrava la situación económica del gobierno estatal.

Indicó que el programa de ajuste indudablemente obligará al gobierno de la entidad a ‘apretarse el cinturón’, pero el ajuste financiero recomendado por la SHCP, ‘forzosamente pegará fuerte a los burócratas que laboran en las distintas dependencias del gobierno estatal’, aunque dijo no tener una cifra de cuántos empleados podrán ser despedidos.

Con la finalidad de dejar las cosas en claro respecto al déficit financiero que heredaron en Guerrero de parte de la administración anterior —que dejó el gobernador interino Rogelio Ortega Martínez— Apreza anunció que junto con funcionarios de la SHCP, están revisando los estados contables que les dejaron anteriores funcionarios estatales.

La medida se llevará a cabo para que el gobierno federal continúe apuntalando al gobierno estatal, que encabeza Héctor Astudillo Flores, como ocurrió en diciembre de 2015, cuando apoyó para el pago de salarios y aguinaldos de los burócratas.