México.- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, se reúne la tarde de este sábado con representantes de grupos feministas. Es el segundo encuentro de la mandataria capitalina y grupos de mujeres luego de que ayer se efectuara la segunda manifestación contra los casos de mujeres violadas presuntamente por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Ayer, cientos de mujeres se congregaron en las inmediaciones de la Glorieta de los Insurgentes armadas con brillantina rosa y morada, sus pañuelos verdes y mantas para repudiar la violencia en su contra. El contingente partió desde ese punto hacía el Paseo de la Reforma. La marcha circuló por la calle Génova y las manifestantes se dirigieron a la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Otros colectivos se quedaron en la Glorieta.

Durante la manifestación, se realizaron algunas pintas y destrozos en las inmediaciones de la Glorieta de los Insurgentes, mismas que provocaron daños en la estación del Metrobús Insurgentes. Posteriormente, un grupo de personas incendió las instalaciones de la estación de Policía Florencia, ubicada a unos metros.

Además se registró un agresión contra el periodista Juan Manuel Jiménez, quien fue golpeado por un hombre cuando cubría la protesta de mujeres contra la violencia de género.

La agresión fue captada en video. En la grabación se observa al periodista relatando lo que acontece en la marcha, cuando súbitamente un sujeto, quien aparentemente no formaba parte de la marcha, se aproxima para golpear al comunicador en el rostro.

El Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Sheinbaum Pardo, se pronunció en contra de los actos violentos ocurridos durante la manifestación contra la violencia machista, entre ellos la agresión a un periodista.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia dijo que inició las carpetas de investigación correspondientes y prometió que “no habrá impunidad”. Además, reconoció que la mayoría de las manifestantes actuó de forma pacífica.

“Sobre la manifestación, respetamos a la mayoría que lo hicieron de manera pacífica, para ellas las puertas de la Ciudad de México están siempre abiertas para el diálogo franco, sin embargo, no se puede justificar la violencia de unas y unos cuantos que solo empañan la defensa de los derechos de las mujeres. La violencia no se combate con violencia”, expuso el Gobierno en un comunicado.

Defendió que no “caerá en la provocación de utilizar la fuerza pública en medio de la manifestación, pues es lo que están buscando”.

-Con información de Ilse García