México.- Los enemigos de Paco Ignacio Taibo II, que tiene por montones, ya estaban seguros de que el novelista no podría asumir la titularidad del Fondo de Cultura Económica (FCE), porque la xenófoba Ley Federal de las Entidades Paraestatales se lo impide al no ser nacido en México, sin embargo, el tema podría dar un vuelco pues la bancada de Morena en el Senado presentó una iniciativa para cambiar tal precepto al que considera discriminatorio por nacionalidad o género.

El asunto de Paco Ignacio recuerda el affaire de Vicente Vox, a quien se le acusó de quebrantar el requisito de la nacionalidad para ser presidente al no ser hijo de padres mexicanos. El padre de Fox, aunque nacido en México había obtenido la nacionalidad estadounidense, y su madre había nacido en España, al final, todo eso no fue impedimento para que  fuera uno de los peores presidentes de México. La ley de nacionalidad, modificada al final del periodo de Carlos Salinas, suprimió la condicionante de ser hijo de los dos padres mexicanos para ser presidente. A partir de esa reforma, solo se requiere que alguno de los padres sea mexicano. Eso benefició sólo a Fox. Para el caso de Taibo II, la reforma presentada sólo exige que sea mexicano.

Ciertamente, Paco Ignacio no nació en México, es mexicano naturalizado, como él hay muchos en nuestros país, algunos con cargos en los distintos espacios de gobierno. Los altos niveles de la burocracia federal del país están llenos de criollos, como es el caso de Joaquín Díez-Canedo Flores, quien fuera uno de los directores del FCE.

En el contexto actual de los movimientos migratorios y de la xonofobia de Trump, resulta realmente doloso y xenófobo pretender invocar un descontextualizado artículo 21 de Ley Federal de las Entidades Paraestatales, para impedir que Taibo II, un escritor que ha estudiado y difundido la historia nacional como ningún otro, incluso colocándola en el escenario internacional, asuma la administración de una editorial de Estado que ha sido coto de caza de una minúscula  élite del poder.

También es cierto que Paco Taibo II no es una perita en dulce, a lo largo de su actuar se ha hecho de incontables enemigos en el mundillo de las letras y el periodismo. Se le acusa de sectario, de insolente y de bloquear a quienes no comparten sus máximas, se dicen varias cosas sobre este polémico y polemista escritor que ahora tendrá a su disposición todo el enorme aparato de la promoción del libro, lo malo es que con él van varios personajes que antes estuvieron en la cultura de la ciudad de México con muy mala reputación, sobre todo, por holgazanes.

Como sea, todo parece indicar que Paco Taibo II se queda en el Fondo, la bancada de Morena, mayoría en el Senado, cerró filas con el escritor. La senadora morenista Minerva Citlalli Hernández presentó el pasado 15 de noviembre una iniciativa que modifica el artículo 21 de Ley Federal de las Entidades Paraestatales.

La propuesta de reforma ya fue turnada a comisiones, en ella se argumenta eliminar la discriminación por nacionalidad o género a causa de la redacción actual de la ley. Esta modificación propuesta recuerda la reforma que permitió a Fox ser presidente, esta también llega direccionada para que Taibo II pueda asumir el cargo.

Sobre el tema de la nacionalidad, la senadora propone la modificación de dos requisitos insertos en el artículo 21: el primero permitiría que cualquier ciudadana o ciudadano mexicano –ya sin reparar en su lugar de nacimiento– pueda asumir la titularidad de una paraestatal, como es el caso de Taibo II, que lleva 60 años siendo mexicano; 40 de ellos nacionalizado.

La segunda modificación, permite la titularidad no sólo a quienes tengan experiencia y conocimientos en materia administrativa, sino a quienes hayan desempeñado cargos de alto nivel en actividades “sustancialmente relacionadas con materias afines a las de competencia de cada entidad paraestatal”.

Esto también beneficia a la propuesta de López Obrador para el FCE, pues aunque Taibo II nunca ha desempeñado un cargo gubernamental de alto nivel, con su labor de décadas como promotor de la lectura en la Brigada para Leer en Libertad, queda cubierto.

La propuesta de Taibo II para estar al frente del FCE ha sido defendida por futuros funcionarios de AMLO, periodistas y artistas afines a Morena que han escrito en sus cuentas de twitter variados argumentos a favor como promotor del libro, aunque también es cierto que los únicos libros que más ha promovido la Brigada para leer en libertad son los de Taibo.

“Coincido. Apoyaremos y trabajaremos para ayudar a que así sea. #QuieroFCEconTaibo”, tuiteó Martí Batres, presidente del Senado, seguro que la iniciativa será aprobada.

“Va muy bien”, dijo ayer sobre el proceso Alejandra Frausto, futura secretaria de Cultura federal, quien además negó que hubiera algún cambio en la designación del autor de novela negra.

Paco Taibo II, no sólo se hará cargo del Fondo, sino del Programa Nacional de Lectura, la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura y la Red de Librerías Educal. Un aparato demasiado grande para una secta.

José Alfonso Suárez del Real, futuro secretario de Cultura de la Ciudad de México, quien forma parte del grupo de Taibo, también expresó su apoyo en redes sociales.

La iniciativa propuesta por Morena en el Senado, se dictaminará en la comisiones de Estudios Legislativos Segunda y Para la Igualdad de Género.

Si la modificación a ese artículo limitatorio se logra para beneficio del autor de Patria, una de las cosas mínimas que se espera es que su desempeño vaya más allá de sectas, filias y fobias y actúe como verdadero demócrata.

Las siguientes son algunas de las expresiones a favor de Taibo II en twitter: