México.- Fue contratado para dirigir cuatro partidos y ya terminaron. Su balance no fue el esperado: prometió cuatro victorias para entrar a Liguilla, pero consiguió apenas una, a cambio de tres derrotas. Pero el proyecto de Tomás Boy tomó fuerza hacia el final y la posibilidad de que se quede, creció en los últimos días. El técnico de Chivas lo tiene claro, si la directiva le pide quedarse, lo hará con gusto.

“Siempre hay que platicar con los directivos. En este momento, vamos llegando a Guadalajara y recibiré instrucciones sobre alguna plática, creo que tendré alguna, así me lo hicieron saber. Después de eso, veremos qué sucede”, explicó el técnico este domingo, al regresar a la Perla Tapatía, tras la derrota frente a Tigres.