Trabajadores de la sección 55 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) cumplieron cinco días en paro de labores, y mantienen el plantón que iniciaron el miércoles pasado en afueras del Congreso del estado, ante la falta de acuerdos respecto a su demanda de aumento salarial equivalente al 13 por ciento.

En total, 168 trabajadores sindicalizados del poder Legislativo se mantienen en espera de una respuesta favorable por parte de la presidenta de la Comisión de Gobierno, la diputada Flor Añorve Ocampo, quien en pasados días aseguró que no existen los recursos suficientes para cumplir con el pliego petitorio de los inconformes.

Los trabajadores se encuentran instalados a las afueras de los dos accesos principales al Congreso, en donde también se encuentran alrededor de 40 policías de la Secretaría de Seguridad Pública con equipo antimotines, que permanecen en el lugar para resguardas las instalaciones de las marchas que desde ayer organizan maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG).

El secretario general de la sección 55 del SUSPEG, Lenin Hernández Mena, recordó que el pasado viernes se reunieron con la diputada Flor Añorve Ocampo, pero no lograron llegar a acuerdos. Por ese motivo, este martes llevarán a cabo otra mesa de trabajo para tratar de solucionar el conflicto laboral.

Aseguró que la base trabajadora no aceptará una contrapropuesta menor al 13 por ciento de aumento salarial, ya que dijo, es una lucha legítima y una demanda salarial justa.

“En la mesa de trabajo se dejó el claro que uno de los asuntos por lo que los sindicatos luchamos es seguir avanzado en nuestros beneficios e ir hacia adelante, aunque pareciera que no, pero el incremento que hemos venido recibiendo desde el año 2003, del 13 por ciento anual, finalmente es parte de nuestras conquistas laborales, y retroceder, sería lastimoso para nuestro sindicato”, señaló.

Opinó que el aumento salarial que exigen depende más de voluntad que de la falta de recursos, pues consideró que “no es demasiado” lo que están solicitando. De acuerdo a sus cálculos, el aumento del 13 por ciento a los 168 trabajadores equivale a 4 millones 200 mil pesos anuales, en los que se incluyen todas las prestaciones, como aguinaldos, y bonos.

Advirtió que si mañana no se resuelve su situación laboral, el paro de labores continuará. Por consiguiente, se verán afectadas las labores administrativas del poder Legislativo.