México.- Tras denunciar que el desabasto de medicamentos que se vive en Tabasco se debe a que las farmacéuticas se niegan a ofertar, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que de ser necesario, Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores saldrá del país en busca de estos.

“Si es necesario, se va Marcelo por los medicamentos, este es un gobierno humanista que nunca dejará sin medicamentos a la población. Este desabasto tiene que ver con la perversidad de los corruptos que quisieran seguir con el mismo régimen”, advirtió.

Mencionó que en administraciones pasadas, cuando se hacía una licitación e incluso una compra consolidada de medicamentos, el gobierno buscaba adquirir determinadas claves y las compañías se coordinaban para ofertar menos y así se declaraban claves desiertas, lo que después generaba que las autoridades compraran a mayores costos.

“La licitación era de mil 500 claves, por ejemplo, y las empresas se ponían de acuerdo y solo vendían mil; entonces 500 quedaban desiertas para que se compraran por urgencia y a sobre precio, se pagaba por estos medicamentos dos o tres veces más y ahí perdía Hacienda entre 200 y 300% de presupuesto, por eso había predominio de algunas distribuidoras de medicamentos y proveedores”, lamentó.

Al respecto, Hugo López- Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud reiteró que las farmacéuticas se coordinaban para disminuir la oferta de diferentes fármacos, en este punto resaltó la complicidad que había con funcionarios públicos.

“Existían diferentes mecanismos de uso faccioso para los insumos de la salud y en casi cualquier esquema de corrupción uno encuentra complicidad de funcionarios públicos, pero no hay que descartar a los agentes privados. En el caso de Tabasco, las empresas se organizaban para disminuir la oferta, eso impacta en el desabasto de producción o distribución de las medicinas”, enfatizó.

Comentó que ese “modus operandi” provocaba que el gobierno federal se quedará con insumos insuficientes y cuando quería comprar los precios ya eran muy elevados.

“Al reducir por completo la oferta se declaran las claves desiertas, cuando se acerca el tiempo de insuficiencia entonces hay compras emergentes que son desfavorables porque son muy caras”, dijo.

Agregó que en esta administración se pretende crear un “piso parejo” para todos los participantes de las compras consolidadas.

“Es decir que a nadie se la dan privilegios ya vimos que es posible, como ocurrió con los antirretrovirales, el gobierno compró inteligentemente y concentró con criterio médico la oferta y además resultó en aumento de volúmenes y mejores precios”, afirmó.

López- Gatell Ramírez resaltó que si bien la secretaría de Salud busca erradicar la corrupción de cualquier adquisición de medicamentos e insumos para la salud, la prioridad es la atención de los mexicanos.

“Se ha dicho erróneamente que privilegiamos el combate a la corrupción sobre la salud, no es verdad, para nosotros es indispensable la salud de los mexicanos y atacar a la corrupción no nos inhibe de brindar un acceso a la salud universal”, subrayó.