México.-  El canciller de México, Marcelo Ebrard Casaubón advirtió que los estragos económicos durarían un año “si no nos guardamos un mes”.

Previó una enorme dificultad económica, si no atendemos el llamado de quedarnos en casa, pues “se tendría un año de dificultad económica y esto podría aumentar la pobreza en México, si no atendemos el llamado de quedarnos en casa”.

En la conferencia nocturna de la Secretaría de Salud para informar sobre el Coronavirus, el secretario de Relaciones Exteriores advirtió que “vamos a tener un mes difícil pero si no lo hacemos tendremos un año de una dificultad económica enorme y aumentaría la pobreza en México, si no se toma esta medida hoy, la enfermedad va a durar más tiempo y causará muchos estragos”.

Asimismo, reconoció que la declaratoria de emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, es de prevención y que entre más efectivo sea que guardemos un mes, más rápido llegaríamos a la normalidad, si no se hace, el daño económico crece y el impacto económico será mucho mayor de lo deseado”

Empresarios no pueden excluirse de la solidaridad social

Por otro lado y en relación a la participación que tendrá el sector empresarial en esta crisis de emergencia sanitaria, el canciller dijo que “no estimamos que el sector privado se exima de esta responsabilidad. Al contrario hemos encontrado aportaciones”.

Aclaró que para el sector privado no puede haber interés alguno en que se propague y se prolongue el virus, y advirtió que “a los trabajadores no se les pueda privar de sus salarios por lo menos este mes”, aquella empresa que pretenda hacerlo “se va a estrellar con la ley”.

Dijo que la declaratoria de emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, protege a los trabajadores para que las empresas “no intenten disminuir el salario a los trabajadores y quien lo intente, se enfrentará a las sanciones y se van a estrellar con lo que dice la ley.

Dijo que quien “lo haga puede tener una multa administrativa y aquellos que no acaten y por esa razón trabajador contraiga el virus, puede tener sanciones penales”.

Reconoció que el COVID-19, es equivalente al sismo del 85 y confió en que “vamos a salir adelante”.