Ciudad de México.-En Cruz Azul saben muy bien que afrontan una situación muy delicada al presentar un brote masivo de covid-19, con ocho casos confirmados, así como siete inconclusos, por tal razón y para no exponer a más personas, este grupo se ha aislado en las instalaciones de La Noria, donde se ha montado un cerco sanitario.
Así lo explicó Robert Dante Siboldi, entrenador del equipo y quien es uno de los casos indeterminados que reportó La Máquina el sábado pasado. El entrenador aseguró que si se presentan más casos en el grupo que se quedó en Querétaro, entonces deberán regresar directo a La Noria.
“De dar positivo tenemos que seguir aquí en la Noria, acá tenemos aquí el cerco sanitario; todos los que están positivos o indeterminados estamos aquí; los que puedan salir de los que están en Querétaro se tendrá que venir también; de los que estuvimos indeterminados ver si salimos negativos y nos iremos a nuestra casa, no podemos permitir que un positivo salga de La Noria, porque estamos cuidando también la salud de la familia, que no deben exponerse, por eso nos venimos a La Noria y no dejamos que los jugadores regresaran a sus casas”, dijo.
Y enseguida agregó: “Donde estamos nosotros no hay nadie, les recomiendo ni venir, está cercado. La cocina está cercada y encerrada todo con acrílico y sanitizado. Los cocineros están como astronautas y nos dejan la comida, nos servimos entre nosotros y cuando salimos, de donde agarramos la comida les damos espacio para que de nuevo sirvan, y cuando nos vamos a nuestras habitaciones regresan por todo lo que quedó.
Estamos cercados, no entra nadie, comemos por separados, con sana distancia. Tenemos las previsiones totales para que de aquí nadie pueda transmitirle nada a nadie, aquí estamos controlados y saldrá de aquí el que dé negativo, lo que preocupa aquí es de hoy hasta que se dé el resultado (el miércoles)”. Jaime Ordiales, director deportivo de La Máquina, defendió las medidas que ha tomado el club, desde el inicio de la pandemia. “Hemos llevado todos los protocolos al pie de la letra, desde que surgió todo y no solo los de la Liga.
Estamos agradecidos con Dios que ninguno está grave, que todos son asintomáticos, es un virus serio, hoy nos preocupan las familias por eso están en un cerco sanitario en la Noria”. Eso sí, La Máquina tendría lugares alternos para que los jugadores que son negativos a covid puedan entrenar tanto dentro de sus instalaciones: “Lo que está resguardado es la casa club, la cocina, no las canchas, el jugador puede venir a entrenar e ir a sus casas; de igual manera tenemos más espacios, hay definido un mapa dentro de La Noria y hemos planteado el escenario para cuando regrese el plantel completo”.
Sobre la actividad en Juriquilla, Querétaro, el directivo agregó que debido al brote que hubo, ya no pudieron utilizar las instalaciones del club donde estaban trabajando, así que buscaron alternativas. “Cuando aparecen los casos teníamos uno o dos días en Juriquilla; es un club social que nos participaba de la cancha y nos tuvimos que adaptar, cerraron la cancha y no pudimos hacer futbol en esa cancha. Tenemos este control de sanidad y llevamos al cabo los protocolos con el mismo hotel y estamos tratando de llevar con mayor cuidado posibles y yo lo veo todo en orden, esperemos en dios que las siguientes pruebas den negativas”.
El grupo que está en Querétaro regresará entre jueves o viernes, dependiendo de los resultados que arrojen las pruebas que se les hizo a todo el plantel que no dio positivo, así como de los casos indeterminados.