México.- Técnico nuevo, medidas nuevas, consentidos nuevos y borrados nuevos.

Así como Pedro Caixniha la había agarrado contra algunos jugadores en su proceso: Rafael Baca y Misael Domínguez; ahora Robert Dante Siboldi es quien ha comenzado a borrar algunos jugadores, comenzado con Pol Fernández, el argentino de mucha clase pero poco sacrificio, simplemente no le gusta al técnico cementero, y con el pretexto de que estaba lesionado y que venía en rehabilitación, no lo toma en cuenta para el primer equipo, al igual está José Madueña, al que Julio César Domínguez le ha ganado su lugar como lateral derecho, y ni qué decir de Martín Cauteruccio, que por mucho que sea su paisano, ya no tiene cabida.

Y habrá que ver si en el equipo hay cabida para el portugués Stephen Eustaquio, el consentido de Caixinha que regresa apenas de una lesión.

Será cuestión de que estos futbolistas aprieten para volver a estar en el ojo de Siboldi, y puedan volver a jugar, o que se olviden de seguir en Cruz Azul.