México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se tenía la información de que los presuntos delincuentes "estaban dispuestos a disparar a civiles" por el operativo en Culiacán en donde se ubicó a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

"Teníamos la información de que ellos estaban dispuestos a disparar a civiles, esto que hicieron de manera irresponsable de ir a las unidades habitacionales", dijo en conferencia matutina.

Destacó que la relatoría de hechos se publicará en internet y se va a entregar al Poder Legislativo "aunque no se tenga que hacer", así como a la Fiscalía General de la República (FGR), instancia encargada de la investigación.

López Obrador afirmó que de continuar con el operativo "para imponernos por la fuerza se iban a necesitar refuerzos de 2 dos mil o 3 mil elementos y se iba a necesitar disparar las ametralladoras desde los helicópteros".

"Consideramos que se actuó bien, que fue lo correcto, por encima de todo están las vidas", determinó.