Ciudad de México.-En Jalisco trascendieron videos de supuestos repartos de despensas en comunidades de Tlajomulco de Zúñiga, a cargo presuntamente del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En una de las grabaciones aparece una camioneta cargada de cajas y montones de bolsas llenas de comida. En ellas hay pegatinas del CJNG. Según cuentas de redes sociales, durante los repartos de víveres, policías patrullaban la zona. En los videos del momento, se observa a los vecinos esconderse para no ser detectados; sin embargo, las unidades se retiraron sin investigar la situación.

En Tlajomulco de Zúñiga se concentran varias células delictivas dirigidas por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”. De acuerdo con la asociación México Evalua, Dicha región es una de las zonas más violentas del país.

Los expertos atribuyen la alta incidencia delictiva a la corruptela de las autoridades de seguridad del municipio, además de su localización geográfica, clave para el trasiego de drogas, armas y precursores químicos.

La presencia del narco en Tlajomulco de Zúñiga no se limita a la elaboración de drogas. En el municipio también se han registrado fugas clandestinas de gasolina, y actividades de lavado de dinero.

Sobre este último delito, se han detectado fraccionamiento de viviendas, plazas comerciales y granjas de ganado como negocios de lavado de dinero del CJNG.

Jalisco y “El Señor de los Gallos”

El pasado 10 de abril se hicieron públicas las fotos de personas recibiendo cajas con alimentos, supuestamente en Cuautitlán, Jalisco. De acuerdo con las autoridades estatales, la región donde ocurrió el reparto es zona de influencia del núcleo cercano a Nemesio Oseguera, “El Mencho”, presunto líder del CJNG.

En las imágenes, poco claras, aparece el logotipo de un gallo, sobre la silueta del estado de Jalisco, bajo la leyenda “El Señor de los Gallos, Mencho, con el pueblo”.

La cuestión de entregar paquetes de alimentos es una táctica tan antigua como el propio narcotráfico. En México, los sicarios se presentan habitualmente a la gente como “benefactores” y agentes del poder local, inicialmente sin pedir nada a cambio.

Los líderes criminales saben bien que para “gobernar” necesitan cuidar a las personas en su territorio, y lo hacen explotando situaciones vulnerables para su ventaja. A los ojos de cada persona, los grupos delictivos tienen mil y un rostros.

En las imágenes, poco claras, aparece el logotipo de un gallo, sobre la silueta del estado de Jalisco, bajo la leyenda “El Señor de los Gallos, Mencho, con el pueblo”.

La cuestión de entregar paquetes de alimentos es una táctica tan antigua como el propio narcotráfico. En México, los sicarios se presentan habitualmente a la gente como “benefactores” y agentes del poder local, inicialmente sin pedir nada a cambio.

Los líderes criminales saben bien que para “gobernar” necesitan cuidar a las personas en su territorio, y lo hacen explotando situaciones vulnerables para su ventaja. A los ojos de cada persona, los grupos delictivos tienen mil y un rostros.

En los últimos años, cuando han habido problemas de inundaciones, huracanes, ha pasado lo que ahora: trascendían videos de reparto de víveres. En junio del año pasado, por ejemplo, se desbordó un río en la población de San Gabriel, y entre la cuadrilla de voluntarios había gente del CJNG.

Los emisarios de Nemesio Oseguera han aparecido en otras grabaciones del estado de Colima, donde, desde hace más de una década, el CJNG tiene sus raíces, y el centro de Guanajuato, identificado como la zona de operaciones de José Antonio Yépez, “El Marro”, que dirige el Cártel de Santa Rosa de Lima , organización que mantiene una disputa con “El Mencho”.