#A sangre fría

Sicarios del CJNG torturan a prostitutas en Querétaro

A unas les dan choques eléctricos, a otras las amenazadas con armas de fuego en la cabeza.

Por Redacción, 2019-06-28 09:20

México.- Un video que circula en redes sociales muestra cómo sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación raptan, desnudan y torturan a prostitutas en Querétaro.

Los integrantes del cártel difundieron dichas imágenes con el objetivo de infundir miedo y que las trabajadoras sexuales se “cuadren”. Delincuentes encapuchados tienen amarradas y amordazadas a las mujeres y les advierten que la plaza de Querétaro ya tiene dueño.

A unas les dan choques eléctricos, a otras las amenazadas con armas de fuego en la cabeza.

“Ella era un contacto, yo trabajaba en la noche con ella, (inaudible) se llama Karen, trabaja con otra chica que se llama Karina”, se escucha decir a uno de los agresores.

El CJNG es dirigido por Nemesio Oseguera Ramos, alias “El Mencho”. Por información que conduzca a su captura, Estados Unidos ofreció una recompensa de 10 millones de dólares, una de las sumas más cuantiosas que se hayan ofrecido. México, por su parte, ofreció una recompensa de 30 millones de pesos.

El grupo criminal se expandió con enorme velocidad durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. El cartel tendría contactos en Colombia, Perú, Bolivia, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá, Australia y el sureste asiático, conexiones que usa para el tráfico de marihuana, cocaína y drogas sintéticas.

El CJNG es un grupo criminal que surge como resultado de una serie de muertes, capturas y luchas con carteles más antiguos. Es conocido por su agresivo uso de la violencia y su campaña de relaciones públicas. A pesar de la captura de sus principales cabecillas, el grupo parece continuar en expansión.

El CJNG surge luego de que el ex capo del Cartel de Sinaloa, Ignacio Coronel, alias “Nacho”, fuera abatido por las fuerzas de seguridad mexicanas en julio de 2010. Antes de su muerte, Coronel daba órdenes a Óscar Orlando Nava Valencia, alias “El Lobo”, líder del Cartel del Milenio. Este grupo criminal traficó cargamentos de droga, manejó las finanzas del Cartel de Sinaloa y operó principalmente en los estados de Jalisco y Colima, posteriormente extendiéndose a Michoacán y al Distrito Federal (Ciudad de México).

Al momento de la muerte de “Nacho” Coronel, “El Lobo” había sido capturado y el Cartel del Milenio había sufrido una serie de fracturas internas, dividiéndose en dos facciones: La Resistencia y Los Torcidos (La Resistencia acusaba a los últimos de haber entregado a El Lobo a las autoridades). En el vacío de poder que dejó la muerte de “Nacho”, ambos grupos se enfrentaron por el control del tráfico de drogas en Jalisco, y Los Torcidos se convirtieron en lo que ahora es conocido como el CJNG, surgiendo como los sucesores de la red del capo sinaloense en la región.

Nemesio es considerado el líder y fundador del CJNG, y sus socios originales fueron Erick Valencia, alias “El 85” y Martín Arzola Ortega, alias “El 53”, ambos antiguos miembros del Cartel del Milenio. Abigael González Valencia, otro antiguo miembro del Cartel del Milenio, cuñado de “El Mencho” y líder de la organización criminal Los Cuinis, presuntamente ayudó a financiar el ascenso del CJNG. Varios medios de comunicación se han referido a González Valencia como el “operador financiero” del CJNG o incluso han afirmado que es una de las personas a cargo del grupo.

#A sangre fría

Metro Chabacano aplastó a hombre; murió por traumatismo craneoencefálico

Hasta el momento el cuerpo de la persona permanece en calidad de desconocida.

Por Redacción, 2019-07-15 14:02

México.-El servicio en la estación Chabacano de la Línea 9 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) se vio suspendido debido a que una persona falleció al ser arrollada por un convoy de la Línea 9.

De inmediato se solicitó auxilio a los servicios de emergencias, para rescatar al hombre de alrededor de 40 años de edad quien habría muerto por traumatismo craneoencefálico.

La unidad de Rescate de la Coordinación de Seguridad Industrial e Higiene del STC que acudía a atender la emergencia volcó luego de que fue impactada por otro vehículo en el cruce de Eje Central y Lucas Alamán en la colonia Obrera.

Tres trabajadores que viajaban a bordo de la camioneta accidentada resultaron lesionados y fueron trasladados a un hospital privado en la colonia Roma, donde recibirán atención médica.

Hasta el momento el cuerpo de la persona permanece en calidad de desconocida.

El servicio se vio interrumpido unos minutos, posteriormente continuó con la circulación normal de los trenes.

#A sangre fría

Chapo Guzmán tuvo éxito como comerciante desde niño

El gobierno de Estados Unidos pidió que el «despiadado» capo sea condenado a cadena perpetua.

Por Redacción, 2019-07-15 12:47

México.- El legendario capo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán , que debe ser condenado a cadena perpetua tras un histórico juicio en Estados Unidos, de niño subsistía vendiendo naranjas, caramelos y gaseosas. A los 54 años ingresó a la lista Forbes de multimillonarios y, en el trayecto, construyó su propio mito.

Tras dos fugas de película de cárceles mexicanas y tres capturas no menos espectaculares, el famoso narcotraficante fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 y desde entonces ha estado en aislamiento presidiario casi total.

El gobierno de Estados Unidos pidió que el «despiadado» capo sea condenado a cadena perpetua más 30 años de cárcel por traficar cientos de toneladas de drogas al país durante un cuarto de siglo. La sentencia se conocerá el miércoles.

‘El Chapo’ nació el 4 de abril de 1957 en el rancho La Tuna, del municipio de Badiraguato, en Sinaloa, una árida región del noroeste de México conocida en el mundo por su gran producción de marihuana, amapola y recientemente fentanilo.

En ese estado, afectado por la incesante violencia, la historia de Joaquín Guzmán Loera, quien sólo estudió hasta tercero de primaria, es supuestamente inspiradora para los jóvenes, y se resume como la forma en que una persona pobre puede ser respetada y tener dinero.

Chapo Guzmán
Chapo Guzmán

«Recuerdo como mi madre hizo pan para mantener a la familia. Vendí naranjas, vendí refrescos, vendí caramelos. Mi madre era una gran trabajadora, trabajó mucho. Cultivamos maíz, frijoles. Me ocupé del ganado de mi abuela y cortaba madera», dijo el capo en la famosa entrevista grabada para la revista Rolling Stone y Kate del Castillo Productions.

Guzmán tenía 15 años cuando entró al negocio de las drogas y tres años después partió a Culiacán, capital de Sinaloa, y de ahí a la segunda ciudad en importancia del país: Guadalajara, donde se unió al cártel de Miguel Angel Félix Gallardo, el primer zar mexicano de la cocaína.

Tras la captura de Gallardo, Guzmán se convirtió en parte de la segunda generación de líderes del cártel de Sinaloa, fundado en la década de 1960 y considerado el primer cartel trasnacional de México.

En la época de oro del capo colombiano Pablo Escobar, Guzmán fue enviado a contactar a narcotraficantes del país sudamericano, donde tejió alianzas privilegiadas para proveerse de cocaína y exportarla principalmente a Estados Unidos.

Para 1989 ‘El Chapo’ ya era un jugador importante en el mercado de estupefacientes.

Narcotraficantes antagónicos trataron de matarlo en 1993, en un fallido atentado en un aeropuerto de México. El cardenal de Guadalajara murió en medio de la balacera.

Desde entonces, autoridades mexicanas y estadounidenses se dieron a la labor de capturar al corpulento capo de poco más de 1,60 centímetros de altura. En 1993 fue detenido en Guatemala.

Al frente del poderoso cártel de Sinaloa estuvieron, además, Ismael «El Mayo» Zambada, Juan José Esparragoza «El Azul» y Nacho Coronel, tío de Emma Coronel, exreina de belleza, actual esposa de Guzmán y madre de las pequeñas gemelas del capo.

La empresa criminal, que opera en decenas de ciudades de Estados Unidos , ostenta aún hegemonía en la mitad del territorio mexicano y toda Centroamérica, tiene alianzas en Sudamérica y distribuye a Europa, Asia y Australia.

‘El Chapo’ se fugó por primera vez el 19 de enero de 2001, cuando huyó escondido en el cubo de la ropa sucia de la cárcel de Puente Grande, Jalisco, y la última vez fue el 11 de julio de 2015 por un túnel de 1,5 kilómetros cavado bajo la ducha de su celda en el Altiplano.

Guzmán llegó a esa cárcel con años de experiencia en la construcción de «narcotúneles».

En 1990 fue detectado el primer túnel fronterizo construido en Douglas, Arizona, por Jesús Corona Verbera, a quien Guzmán llamaba «El Arquitecto» y que en 2003 fue condenado a prisión en Estados Unidos. Pero el capo siguió la técnica.

Su leyenda ha sido alimentada por » narcocorridos» que relatan sus hazañas, y en 2011 fue incluido en la lista de las mayores fortunas del mundo de la revista Forbes, con más de 11.000 millones de dólares.

Dos años después, la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y la Comisión Anticrimen de Chicago, lo nombraron enemigo público número uno de la ciudad y lo compararon con Al Capone.

La caída del capo que llegó a ser el fugitivo más buscado del mundo, comenzó el 22 de febrero de 2014, cuando fue aprehendido mientras estaba con Emma Coronel y sus gemelas en un apartamento del balneario Mazatlán.

Su estancia en la cárcel fue breve antes del segundo escape, pero su ego lo traicionó y contactó a la actriz Kate del Castillo y al actor estadounidense Sean Penn para que grabaran su biografía. Eso, según autoridades mexicanas, llevó a su localización y última detención en enero 2016.

Lejos ha quedado la imagen del invencible capo. Hace unos días suplicó sin éxito a un juez mayor suministro de agua y tapones para los oídos.

#A sangre fría

Chapo pasará sus últimos días en la cárcel; juez formalizará sentencia

El próximo miércoles se dictará sentencia al mayor narcotraficante desde la época de Pablo Escobar: EU alista cadena perpetua.

Por Redacción, 2019-07-15 12:15

México.-El mexicano Joaquín «Chapo» Guzmán, uno de los narcotraficantes más famosos del mundo, pasará el resto de su vida en la cárcel: será sentenciado el miércoles por un juez de Nueva York, que debe aplicarle obligatoriamente la cadena perpetua por la gravedad de sus crímenes.

El gobierno estadounidense asegura que el exjefe del cartel de Sinaloa, de 62 años y considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, fue responsable de la importación o intento de importación a Estados Unidos durante 25 años de al menos 1.213 toneladas de cocaína.

Y también de 1,44 toneladas de base de cocaína, 222 kg de heroína, casi 50 toneladas de marihuana y «cantidades» de metanfetaminas.

Tras un juicio de tres meses, un jurado lo declaró culpable el 12 de febrero de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado, y por ley el juez federal de Brooklyn Brian Cogan debe aplicarle cadena perpetua de manera obligatoria.

La fiscalía exige 30 años adicionales por el uso de armas de fuego para cometer crímenes de narcotráfico, incluidas ametralladoras.

«Sediento de sangre»

«La abrumadora evidencia en el juicio mostró que el acusado era un líder del cartel de Sinaloa despiadado y sediento de sangre», escribió la semana pasada la fiscalía al juez Cogan, que anunciará la sentencia este miércoles a partir de las 09H15 locales (14H15 GMT).

Al menos una de las víctimas que sobrevivió a un intento de asesinato del Chapo hablará en la sentencia, anunció la fiscalía.

De todas las víctimas que el gobierno estadounidense pudo contactar, solo una dijo que intentará recibir una indemnización del Chapo, según la fiscalía.

Aunque se desconoce su nombre, podría ser el expiloto y tesorero del Chapo Miguel Ángel «Gordo» Martínez, que hoy vive bajo una identidad secreta en Estados Unidos, quien contó en el juicio que el Chapo mandó matarlo cuatro veces, a puñaladas y con granadas.

Durante el juicio, la acusación presentó pruebas de que el Chapo ordenó la muerte o torturó y mató él mismo a por lo menos 26 personas, incluidos informantes, narcos rivales, policías, socios y hasta familiares.

El Chapo, protagonista de dos espectaculares fugas de prisión de cárceles mexicanas y extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, está detenido desde entonces en aislamiento casi total en una cárcel de máxima seguridad de Manhattan.

Probablemente cumplirá su sentencia en la cárcel de Colorado ADX Florence, conocida como la «Alcatraz de las Montañas Rocosas» y considerada la más segura de Estados Unidos.

La última vez que el Chapo verá a su esposa Emma Coronel, una exreina de belleza de 30 años y madre de sus pequeñas hijas mellizas, será posiblemente este miércoles, ya que las autoridades no permiten que ésta lo visite en la cárcel, ni que le hable por teléfono.

Una narconovela verdadera

El juicio de tres meses fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, incluidos 14 exsocios, amigos y hasta una amante del Chapo que se escapó con él desnudo corriendo por un túnel, así como a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno.

El jurado escuchó conversaciones del Chapo con sus socios y vio ladrillos de cocaína, lanzagranadas y rifles de asalto incautados al capo.

Los testigos relataron cómo el Chapo compraba toneladas de cocaína en Colombia a 3.000 dólares el kilo y las revendía en Estados Unidos por hasta 35.000 dólares el kilo, con la complicidad de corruptos funcionarios de México.

El gobierno estadounidense ha pedido requisar al Chapo cerca de 12.600 millones de dólares en bienes, la suma que habría amasado por traficar droga a Estados Unidos.

«El pedido del gobierno de cadena perpetua más 30 años es una farsa. La condena y encarcelamiento de Joaquín por narcotráfico no cambiará nada en la llamada guerra contra las drogas», dijo.

La justicia estadounidense reconoce que pese a la captura del capo, el cartel de Sinaloa sigue siendo «el mayor proveedor de drogas a Estados Unidos», dijo recientemente a la AFP la fiscal especial de narcóticos de Nueva York, Bridget Brennan.