#Guerrero

Sicarios matan a hijo del notario número 2 de Zihuatanejo

El ataque fue a 200 metros del ayuntamiento de Zihuatanejo en el centro de la ciudad, donde por cierto ayer también fue ejecutada una joven mujer. Es el tercer hijo que le asesinan a este notario.

Por Alejandro Ortiz, 2018-04-13 16:09

Guerrero.- Hombres armados asesinaron este día a Francisco Vargas Calvo, hijo del notario público 2 de Zihuatanejo, Carlos Francisco Vargas Nájera.

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el crimen ocurrió alrededor de las 2 de la tarde cuando un grupo de hombres armados irrumpió en las oficinas de la Notaría Pública número 2 en ese puerto y ejecutó a Julio Vargas Calvo, hijo del notario Carlos Francisco Vargas Nájera.

El ataque fue a 200 metros del ayuntamiento de Zihuatanejo en el centro de la ciudad, donde por cierto ayer también fue ejecutada una joven mujer.

El pasado 25 de julio del 2016, integrantes Ejército Mexicano se enfrentaron con un grupo de hombres armados el poblado de la Salitrera y abatieron en a Carlos Vargas Escobar, hijo del notario público 2 en Zihuatanejo.

De acuerdo con el parte oficial, Vargas Escobar se encontraba entre el grupo de pistoleros durante la gresca que dejó otras dos personas heridas.

También, en el mes de marzo del 2017 fue levantado otro hijo del notario público, se trató de Julio César Vargas Calvo, delegado de Gobernación del gobierno de Héctor Astudillo, de quien hasta la fecha se desconoce su paradero.

El día de hoy, el occiso fue encontrado en la notaría con varios impactos de arma de grueso calibre y tras los hechos la zona fue acordonada por agentes de seguridad federal y estatal.

Hasta el momento se desconocen los pormenores del atentado contra otro integrante de la familia del notario público.

#Chilpancingo

Leyva sigue culpando a Astudillo de crisis financiera en Chilpancingo

El alcalde denunció que existe una embestida en su contra desde el gobierno del estado y pretenden asfixiar la administración con recortes de recursos.

Por Luis Jijón León, 2018-09-24 13:25

Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde Marco Antonio Leyva Mena denunció que existe una embestida en su contra desde el gobierno del estado y pretenden asfixiar la administración financieramente con recortes de recursos que suman 26 millones de pesos en los últimos tres meses, además de que existe la advertencia que no le depositarán la última participación de su gobierno. Pidió al Congreso local pronunciarse al respecto.

Este lunes, Leyva Mena acudió a las oficinas de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del estado de Guerrero (Capaseg) junto a un grupo de trabajadores de servicios públicos y vecinos, donde denunció que el director de la dependencia, Arturo Palma Carro, quien de manera unilateral y discrecional quitó dinero del municipio y los destinó para otras obras.

Explicó que la Capaseg ejecutaría una obra de introducción de agua por 2 millones y medio de pesos en el fraccionamiento Jardines de Zinnia, sin embargo, no se realizó porque argumentaron que no encontraron agua en la zona y se canceló la obra.

En agosto pidió por escrito a la Capaseg que le devolvieran el recurso, le respondieron que solo le devolverían 700 mil pesos porque ya se había asignado a otras obras “de manera unilateral, discrecional sin pedir la autorización y no lo quiere devolver”. Leyva Mena insistió en que el recurso debe de regresarse al municipio e iniciar los trabajos en el fraccionamiento que él impulsó cuando fue delegado del Infonavit.

El alcalde dijo que el director de Capaseg solo le ha dicho mentiras al presidente Enrique Peña Nieto en relación con las obras que se han realizado de agua potable en la ciudad, y cuestionó que no haya mejorado el suministro de agua a Chilpancingo pese a los 800 millones de pesos que destinó el gobierno federal.

“Lo que no se vale es que el presidente haya dado 800 millones de pesos y que todavía Chilpancingo no tengan un litro de agua más en esta capital”, dijo.

De acuerdo con el alcalde, además de la retención de 26 millones de pesos de la Secretaría de Finanzas del estado, ha soportado “una batería intensa en redes sociales” en su contra, el golpeteo directo de la prensa, al igual que comentarios pagados en YouTube por una cantidad extraordinaria de dinero.

Además, “hemos aguantado la embestida del gobierno del estado que nos ha cerrado de manera directa el basurero, que nos hace hoy estos recortes presupuestales”.

“Es tan difícil respetar la ley por este gobierno, es tan complicado poder ajustarse a la ley, es mucho más fácil al parecer funcionar mediante caprichos personales o de gobierno”, aseguró.

El alcalde consideró que se está ejerciendo una “presión política” en su contra para que no concluya bien su administración, y adelantó que la última participación del gobierno del estado y la federación que deberá hacerse el viernes no se la harán, y caerá en la administración de Antonio Gaspar Beltrán que iniciará a partir del 30 de este mes.

Hizo una convocatoria a los alcaldes para que firmen un documento que será enviado a la Secretaría de la Función Pública y se alerte de las intenciones de la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado de no depositar las últimas participaciones.

Ante la retención de recursos y la advertencia de no depositar las últimas participaciones de su administración, el alcalde no descartó que se trata de una persecución política en su contra.

“Si hemos obrado mal que se aplique la ley, si hemos obrado bien también que se reconozca, y si hemos obrado mal y hay una intención clara de dolo y de mala fe también tendremos a la disposición la ley para demostrar que es una persecución política la que se tiene en contra de municipios determinados”, dijo.

Hizo un llamado al Congreso local a que se pronuncien y levanten la voz ante la violación y autonomía a un alcalde que hace la Capaseg al quietarles recursos que eran destinados para el municipio, y ante la intención de no depositar la última participación.

Sin mencionar la fracción, Leyva Mena mandó un mensaje a los diputados de Morena, “a quien tenga la mayoría la ejerza con plenitud, con derecho fue una orientación que el pueblo les dio, tiene que ejercer su mayoría con apego a ley, con la distribución adecuada de los espacios políticos”.

En entrevista dijo que la última participación de su gobierno tendría que ser depositada el viernes y asciende a por lo menos 15 millones de pesos.

A pregunta expresa dijo que espera que dichas acciones no sean una revancha política del gobernador Héctor Astudillo Flores con quien tras su reincorporación al cargo a finales de junio no ha tenido comunicación.

Sin embargo, dijo que hay un intento de asfixia tanto políticamente como de manera financiera.

Al concluir las declaraciones, Leyva Mena se reunió con el director de la Capaseg, se desconocen a los acuerdos que llegaron.

#Chilpancingo

Trabajadores vuelven a protestar contra Marco Antonio Leyva

Los empleados exigieron que se garantice que el alcalde dejará en las arcas el recurso para cubrir salarios, prestaciones y aguinaldo.

Por Luis Jijón León, 2018-09-24 11:54

Chilpancingo, Guerrero- Este lunes se reactivaron las protestas de trabajadores del Ayuntamiento quienes exigen al alcalde Marco Antonio Leyva Mena el pago salarial y prestaciones, piden también que garanticen el último pago correspondiente a su administración, además de dejar el recurso proporcional al pago de aguinaldo y prestaciones a seis días que concluya su gobierno.

Trabajadores eventuales de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), bloquearon la avenida Ignacio Ramírez para exigir el pago de salarios y prestaciones. Los inconformes pidieron la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores.

A las 10 de mañana un grupo de trabajadores atravesaron sobre la vialidad un vehículo y pegaron pancartas: “Gobernador necesitamos de su apoyo para el pago de nuestro salario”, “exigimos el pago de prestaciones y sueldo arrasado”, “alcalde Marco Leyva solicitamos su presencia para el apoyo de nuestros pagos”.

El trabajador Omar Alonso denunció que no les han pagado la primera quincena de septiembre, además del bono del Día del Servidor Público, despensas y priva vacacional, además de prestaciones atrasadas que no han cubierto desde 2012 a cerca de 100 trabajadores con categoría de eventuales.

“No nos han depositado nuestra semana de trabajo, tampoco la prima vacacional, además del bono del por el Día del Servidor Público que ya fue pagado solo a algunos trabajadores, la prima vacacional y otras prestaciones que arrastran desde 2012”, dijo el trabajador.

No estar sindicalizados ni pertenecer a ninguna organización gremial es uno de los obstáculos para lograr el pago de sus prestaciones que por ley les corresponde y el Ayuntamiento siempre les pone trabas “les pagan a todos los sindicalizados, los que tienen respaldo de su organización y a nosotros siempre nos dejan la último y hasta que quieren”, denunció el trabajador.

Cerca de las 11 de la mañana una comisión de inconformes entró al Ayuntamiento para dialogar con personal de la Secretaría de Finanzas, el resto de los trabajadores continuaba bloqueando.

Antes, trabajadores de base tomaron el Ayuntamiento y bloquearon los dos accesos para exigir el alcalde garantías de la última quincena de septiembre, además de dejar el recurso destinado para el pago de aguinaldos y prestaciones.

Los inconformes temen que Leyva Mena concluya su administración el 30 de septiembre y se vaya sin pagarles su quincena y tampoco deje el recurso destinado para el aguinaldo.

Tras media hora de protesta los trabajadores fueron recibidos por funcionarios municipales quienes les aseguraron que el salario, prestaciones y el dinero destinado para el aguinaldo están garantizados.

#Guerrero

Paran labores policías de San Marcos; exigen pago de quincena

Desde las 9 de la mañana, 98 agentes, que cubren turnos de 24 por 24, se instalaron en paro de labores en el Ayuntamiento de San Marcos.

Por Alejandro Ortiz, 2018-09-24 11:38

México.- Debido a la falta de pago de la segunda quincena de septiembre y de la segunda parte del bono de seguro de vida, policías municipales de San Marcos, Guerrero, pararon labores la mañana de este lunes.

Desde las 9 de la mañana, el grupo de 98 agentes policiacos, que cubren turnos de 24 por 24, se instalaron en paro de labores al interior del Ayuntamiento de San Marcos, ubicado en la Costa Chica de Guerrero.

Los policías que se encuentran en día franco, están desarmados y vestidos de civiles en el Palacio Municipal, en tanto que el grupo en activo porta armas y uniformes dentro del cuartel municipal, sin embargo han informado que no saldrán para atender ningún servicio hasta que el pago les sea liberado.

El pasado 31 de agosto, el alcalde de San Marcos, Juan Carlos Molina acordó con los policías que el 30 de septiembre quedaría pagada la segunda parte del seguro de vida de los agentes, sin embargo aclaró que por el momento no tienen dinero para cubrir las demandas de los agentes.

Debido al paro, las patrullas se encuentran abandonadas y algunos de sus servicios se encuentran sin protección, a pesar del repunte delictivo que en las últimas fechas ha tenido lugar en municipios vecinos de la Costa Chica, por la presunta incursión de un grupo delictivo.