Cuernavaca, Morelos. La Caminata por la Verdad, Justicia y Paz es un acto de dignidad con el que activistas pretenden que el presidente de la República asuma el compromiso que hizo con las víctimas de la violencia, expresó el poeta Javier Sicilia.

En entrevista, el fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, dijo que espera que el presidente Andrés Manuel López Obrador los reciba y se siente con las organizaciones que participarán en la movilización, escuche sus propuestas y modifique su estrategia de combate a la violencia.

“Yo espero que el presidente abra la puerta y nos sentemos con esas organizaciones a crear una mesa permanente para construir en determinado plazo esa política de estado y que el presidente se comprometa a asumirla, construirla con todos y llamar a esa unidad nacional, eso es lo que espero, ese sería el mejor escenario”, expresó.

Sin embargo, advirtió, tiene dos discursos preparados para el final de la marcha: uno si López Obrador les recibe y otros si no.

“Llevamos dos discursos, uno si nos recibe, otro si no nos recibe, es decir, para las dos situaciones estamos bien organizados y realmente esperamos que el Presidente mandé ese mensaje de unidad abriéndonos la puerta, ese acto mismo y recibiéndome a mí, aunque no le sea tan simpático, dé ese mensaje de unidad al que le estamos convocando”, expresó Sicilia.

Sobre la movilización, que también es encabezada por Julián y Adrián LeBarón, integrantes de la familia masacrada en los límites de Sonora y Chihuahua, Sicilia dijo que no es una marcha más, sino un caminar que busca lograr que el país escuche los argumentos del Movimiento por la Paz y la familia LeBarón en torno a la crisis de violencia que vive México.

“Ésta no es una marcha, es un caminar y por eso lo hemos hecho tan largo, la intención es precisamente que se focalice durante este tiempo, visibilizar el argumento y escuchar el argumento que llevamos, no es una simple marcha como todas las que se hacen, es una caminata que llama a una escucha profunda, el contenido es lo que importa y por eso lo hacemos así, porque si hubiéramos querido marchar, como siempre se hace, pues agarramos el Ángel (de la Independencia) y nos vamos de frente.

“No, esto tiene contenidos para que la Nación escuche, para que el presidente escuche, para que los detractores que están leyendo verdaderamente mal el mensaje escuchen y podamos ir construyendo esa unidad en función de la verdad y la justicia. Es un acto de dignidad, es un acto ético, no importa, yo siempre recuerdo a Gandhi cuando se hacen este tipo de cosas, Gandhi decía lo importante no es llegar al fruto, es el camino que se ha hecho para llegar a él, aunque no lleguemos a él, aunque ese fruto se nos niegue, el acto de dignidad, el precedente, la palabra que se dice crea algo y se queda como una semilla que esperemos que algún día germine”, dijo.

Para que tenga éxito, agregó, la movilización se debe dar en los propios términos y conceptos del presidente.

“Vamos en los términos más éticos que planteó el presidente, en los momentos más profundos que ha tenido en su participación política. Esperamos que todavía hable en él el hombre ético que es, siempre hay que darle una posibilidad a la verdad que todo hombre trae consigo y toda mujer trae consigo misma y de todas formas nosotros cumplimos, como dije, con un  deber ético, él sabrá si sigue caminando, incluso con los pueblos de los indígenas, por el camino del horror y de la muerte, que lo va a llevar al fracaso, o decide verdaderamente oír su corazón y oír a los pueblos y oír a las víctimas y darle un giro profundo al país que realmente nos lleve a una transformación.

“Al final de cuentas, la respuesta está en él y él sabrá, él cargará con la historia y el horror de la historia o cargará verdaderamente con la transformación que nos prometió y nosotros tenemos ese deber, porque no somos el estado, pero somos una sociedad que entiende que el proceso democrático es decirle al poder cuándo se equivocó, dónde se equivocó y esperar frente a una presión que el poder entienda porque esto no es un asunto contra él, es un asunto a favor de la nación”, expresó el poeta.