Cuernavaca, Morelos. Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, convocó al presidente Andrés Manuel López Obrador a trabajar en conjunto en la construcción de políticas públicas para la pacificación del país.

“Yo le pido que, si es realmente un hombre de apertura, nos volvamos a sentar, pero en serio, él, su gabinete de seguridad, gobernación, y hablemos de justicia transicional y diseñemos una política de estado que realmente ataque, en un sentido institucional y profundo, el problema de la justicia, la paz y la verdad.

“Y si no es así, él está descalificando todas las posibilidades de alternativas y lo que está cosechando es mucha violencia, porque el horror de los LeBaron es consecuencia de una mala política pública, y que con eso yo no estoy diciendo que tiene que usar la violencia, no, y la consecuencia es tremendamente violenta, son mujeres y niños asesinados. El tema es hondo y tiene que ver con la verdad y con la justicia, no con la guerra”, dijo en entrevista telefónica.

Al interpretar la respuesta que el presidente dio a la propuesta de salir a las calles a exigir paz y justicia nuevamente, Javier Sicilia dijo que él no es ningún promotor de la violencia.

“Yo no soy ningún violento y las consecuencias de su estrategia son sumamente violentas, busquemos una alternativa profunda.

“Me preocupa que crea que yo estoy a favor de la violencia, es que no me ha leído, no me conoce bien o se hace que no me conoce bien y no me ha leído; él sabe perfectamente que soy no violento. Sabe perfectamente quién soy y sabe perfectamente que no quiero la violencia, sabe perfectamente que yo no quería que sacaran al Ejército y que ya que lo sacó, yo no quería que lo humillaran, nada más, como sucedió en Culiacán”, expresó.

La justicia transicional, agregó, con la que estuvo de acuerdo López Obrador, busca resolver de fondo la violencia que vive el país.

“Hablamos con él y él estuvo de acuerdo, era una política de justicia transicional que no tiene nada que ver con la guerra, precisamente, sino con comisiones de la verdad y con la justicia y por otro lado está el tema de intervenir los bancos, de intervenir y de ir, por eso queríamos la comisión de la verdad en función de la justicia, con aquellos que son responsables del horror que estamos viviendo.

“Es una política no violenta, es una política institucional y es una política que no tiene nada que ver precisamente ni con la guerra ni con el Ejército, entonces que use bien sus palabras porque con esto deslegitima una larga lucha mía hacia la no violencia, la paz y la justicia y ahí está nuestra historia, la historia del movimiento, la historia de mi pensamiento y la historia personal”, dijo.