México.- Trabajadores del área de seguridad privada y limpieza de la empresa Silimpa, presuntamente propiedad de Igor Aguirre Vázquez, sobrino del exgobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, mantienen sin sueldo desde hace un mes a un centenar de trabajadores.

Hoy por la mañana, un grupo de trabajadores afectados por la falta de pagos cerraron las oficinas de Silimpa -las cuales no tienen ninguna identificación- y amagaron con instalar un plantón indefinido.

De acuerdo con Agustín Tapia, trabajador de seguridad privada, la empresa adeuda a la mayoría de trabajadores los pagos del mes de septiembre y a otro grupo les adeudan una quincena más.

Por esta situación han iniciado con una toma indefinida de sus oficinas en donde también acusaron que políticos poderosos están detrás de la empresa pues ninguna instancia ha dado atención, como la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

"Muchos de nuestros compañeros no vienen por amenazas y represalias, no sabemos de quién es la empresa pero siempre nos hacen esto de dejarnos sin pago durante varias quincenas y Conciliación y Arbitraje no quiere hacer nada", señaló Agustín Tapia.

Ante la falta de atención de las instancias competentes, los afectados han considerado asistir a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), para buscar asesoría legal.

La empresa Silimpa fue señalada de almacenar combustible robado en el valle del Ocotito, luego de que comunitarios de la UPOEG en esa localidad detuvieron a un grupo de huachicoleros.