Chilpancingo. Empresarios integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de este municipio y de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Canaco) decidieron no participar en la integración del Consejo Municipal de Seguridad Pública y el Comité Municipal de Consulta y Participación Ciudadana porque, dijeron, se trata de una simulación a la que no se van a prestar.

Esta mañana en Casa Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores y el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, tomaron protesta a sus integrantes.

Consultado vía telefónica este día, el presidente de la Coparmex, Adrián Alarcón Ríos dijo que decidieron no participar en la conformación porque “no nos sentimos a gusto con su integración. No se siguió un procedimiento y no vamos a prestarnos a simulaciones a organismos que pretenden atender el problema de inseguridad”.

Dijo que la capital atraviesa por situaciones graves como la inseguridad y la falta de servicios públicos, el suministro de agua y la recolección de basura. Criticó la indiferencia del Cabildo ante los problemas de la ciudad y no se les den atención.

Reconoció la disposición de Leyva Mena, con quien han tenido reuniones en varias ocasiones, pero sus funcionarios, dijo, no acatan las instrucciones que él da. Por lo cual consideró que es necesario hacer cambios en su equipo de trabajo. El descontento social es también resultado de una mala atención que están brindando.

Dijo que los empresarios trabajarán con las mesas de Seguridad y Justicia que habrá de instalar Astudillo Flores y autoridades federales el día lunes. “Para no dejar sola a la autoridad, porque solos no pueden. Les estamos dando el beneficio de la duda”.

Adelantó que se integrarán a la organización SOS que dirige el empresario Alejandro Martí, para llevar sus demandas ante la Federación.