México.- Sin que se llegara a ningún acuerdo trascendental en la mesa de negociaciones, y amago cancelado de “fichar” a los elementos que hayan participado en el paro de labores, así es como terminó el tercer día de protestas de la Policía Federal.

Aunque por la tarde se vieron los primeros visos de solución al conflicto, luego de que el gobierno ofreció liquidar conforme a la ley a los elementos que no quieran ser transferidos a la Guardia ni a las otras 10 opciones que les ofrecen de instancias federales, para que puedan seguir laborando.

Luis Ojeda, vocero de los federales inconformes, señaló que este sábado las autoridades se comprometieron a entregar los tabuladores para las liquidaciones.

"En la parte de la liquidación, la información aún no la tenemos explícita, el día de mañana (hoy) nos van a dar detalles conforme a lo que la ley determina para que se expongan los tabuladores, los tiempos y las formas en que se podría llevar a cabo el procedimiento”, explicó.

Pero este tímido avance no sirvió de mucho porque las negociaciones se volvieron a empantanar ante la exigencia de recibir además de liquidación, una indemnización.

Otra exigencia no resuelta es que se les continúe pagando el bono de operatividad, que son los viáticos que recibían los elementos cuando eran enviados a operativos al interior del país.

Por la noche, después de cuatro horas y media de reunión, elementos de la Federal acordaron instalar mesas informativas a partir del lunes.

Sobre el oficio que se envió a la Unidad de Asuntos Internos, donde se pedían nombres, cargos y adscripciones de los efectivos que se fueron a paro el 3 y 4 de julio, dieron a conocer que la instrucción fue desechada.

En la mesa se contactó al director de Asuntos Internos, y el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, ordenó que quedara sin efecto”, informaron.