La mañana de este jueves se reunieron a puerta cerrada 13 de los 14 diputados que integran la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la sala de juntas que ocupan dentro de las instalaciones del Congreso local, en la que no lograron designar a un nuevo coordinador de los diputados luego de la renuncia de Sebastián de la Rosa Peláez.

Al término de la reunión, De la Rosa explicó que el acuerdo concreto que lograron luego de casi tres horas fue celebrar una nueva reunión el próximo 28 de marzo, en la que analizarán las posibilidades para nombrar al nuevo coordinador.

Confirmó que el diputado Ociel Hugar García Trujillo es quien al momento está al frente de la fracción parlamentaria, porque como vicecoordinador tiene derecho de ocupar ese lugar en tanto se nombra al  nuevo. Aceptó que García Trujillo bien podría ser ratificado, o podría ser electo un nuevo diputado o diputada.

En cuanto a su renuncia reconoció que existe una fractura entre los diputados. Sin dar más detalles, dijo que en la reunión de este día sus compañeros le cuestionaron las acusaciones que ha hecho en los últimos días de que debido a la dinámica que prevalece en el Congreso del estado, algunos diputados, entre ellos del PRD, “han caído en actos que fomentan corrupción, impunidad e ilegalidad”.

“Desde luego —añadió—, imagínense ustedes una reunión donde mis compañeros no me preguntaran o cuestionaran lo que yo dije, por supuesto que la mayoría de los diputados” lo hizo.

—¿Reconocen sus señalamientos?

“Nadie reconoce nada, imagínate que yo fuera a una reunión donde todo mundo reconoce lo que estoy diciendo, como si tuviera la verdad absoluta; se va a analizar lo que han cuestionado mis compañeros, lo que yo he dicho. Me han preguntado qué es lo que está pasando, he hecho exposición ante mis compañeros. Reitero que  en el asunto no voy a mantener un debate visceral”, abundó.

Informó que desde la dirigencia estatal del PRD le solicitaron que no presentara su renuncia a la coordinación de la fracción parlamentaria, lo cual no valoró “porque era un decisión tomada”. También líderes de corrientes internas de su partido se comunicaron con él para pedirle que no renunciara, o para reclamarle haber hecho pública, antes que privada, su renuncia.

Dijo que lo que ahora buscarán en el PRD es valorar sus acciones, y rescatar las acciones que se plantearon como partido, y en la agenda legislativa.