El día de hoy, Edmundo Dantés Escobar, secretario de Salud de estado de Guerrero, reconoció que la dependencia que administra carece de recursos para combatir el problema de brote de chincungunya, debido a la falta de recursos necesarios para adquirir equipo de fumigación y medicamentos.

Esto después de que en diversos municipios como Atoyac, donde se ha registrado una gran cantidad de infectados, la población los pobladores se quejaran de la falta de acciones para contener la enfermedad.

Los afectados señalaron que, a falta de apoyo gubernamental, han tenido que buscar soluciones por su cuenta, y han tenido que pagar para adquirir los medicamentos y estudios de laboratorio necesarios.

El funcionario señaló además que normalistas y cetegistas han robado camionetas de la secretaria, lo que entorpece los operativos en el estado. Agregó que están buscando nuevos proveedores para atender la demanda de medicamentos y material para los operativos y control del mosquito.