Chilpancingo, Guerrero.- Trabajadores de la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) ampliaron sus movilizaciones en calles y avenidas e Chilpancingo, aun con las advertencias del gobierno municipal de demandarlos.

El secretario de Trabajo y Conflictos del sindicato, Miguel Ángel Reséndiz Cruz, solicitó la intervención del secretario general del SUSPEG, David Martínez Mastache, ante una oleada de hostigamientos en contra de los trabajadores.

Indicó que, desde ayer, funcionarios del Ayuntamiento de Chilpancingo iniciaron una serie de acusaciones en contra de los líderes del movimiento, al responsabilizarlos de los problemas que pudieran generarse por sus movilizaciones y toma de edificios.

Ayer, la síndica Vianey Castorena Tenorio y el secretario General del Ayuntamiento, Antonio Orozco Guadarrama, acusaron a los trabajadores de “sabotaje”, luego de que éstos paralizaran, de manera parcial, los servicios de recolección de basura y de tránsito.

Reséndiz Cruz responsabilizó a ambos funcionarios en caso de sufrir alguna agresión por sus aseveraciones de ayer, en una conferencia de prensa, en la que se advirtió a los empleados con denunciarlos ante las instancias correspondientes.

Hoy, las movilizaciones de los trabajadores fue la toma la entrada del Paso a Desnivel, y las calles Juan N. Álvarez, Juan Ruíz de Alarcón e Ignacio Ramírez, las tres de las más transitadas en la ciudad y que rodean el primer cuadro del zócalo.