Guerrero.- Agremiados a la sección 14 del Sindicato Independiente del Ayuntamiento de Chilpancingo pintaron unidades del transporte público para exigir mejoras salariales y una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Lo inconformes, liderados por su líder sindical Domingo Salgado Martínez, bloquean las avenidas Ignacio Ramírez, Juan N. Álvarez y Vicente Guerrero. Para no afectar la circulación, los trabajadores únicamente se colocan con luz roja en el semáforo.

Tras más de dos semanas de movilizaciones, los trabajadores solicitaron la intervención de Astudillo Flores, para destrabar el problema laboral en el municipio, donde sigue firme la petición de que los empleados reciban un aumento salarial del 20 por ciento.

A la par, a las afueras del ayuntamiento de Chilpancingo, continua instalado un segundo campamento de trabajadores de la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg).