Guerrero.- Ante la incapacidad del gobierno municipal, que encabeza el perredista Antonio Gaspar Beltrán, por atender a trabajadores paristas de Capach, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, se acercó a los manifestantes y acordó una mesa de trabajo; éstos liberaron avenidas de la ciudad.

La mañana de este lunes, decenas de trabajadores de la sección XXXII del SUSPEG, bloquearon totalmente el primer cuadro de Chilpancingo; demandan el pago de quincenas, bonos y uniformes.

El paro de los trabajadores, inició desde el pasado 1 de septiembre, cuando los 197 trabajadores, tomaron las oficinas operativas y administrativas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach).

Hasta el día de hoy, el municipio no ha dado una respuesta favorable a los empleados, por lo que dice la mañana radicalizaron sus acciones y tomaron totalmente las calles de la ciudad, sobre todo en el centro.

Al lugar del bloqueo principal, en la avenida Juan N. Álvarez, arribó el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, quien pidió liberar las vías; acordaron una mesa de trabajo para el día de mañana.

"Es un asunto municipal pero vamos a apoyar hasta donde podamos ayudar", manifestó el mandatario y aclaró que la mesa sería con un máximo de seis personas, cuidando así las normas de sanidad.

Con este acuerdo, los manifestantes liberaron luego de una hora, las principales avenidas de Chilpancingo.