Guerrero.- Trabajadores de la Subsecretaría de Tránsito y Vialidad de Chilpancingo se confrontaron con empleados de la Secretaría de Servicios Públicos, quienes pretendían tomar las oficinas para exigir un incremento salarial del diez por ciento.

Desde ayer, agremiados a la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) iniciaron una serie de acciones para exigir al alcalde, Antonio Gaspar Beltrán, un aumento salarial y seguro de vida para todos los trabajadores.

Hoy, los trabajadores sindicalizados se trasladaron a las instalaciones de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales para impedir la salida de camiones recolectores de basura y, con ello, paralizar el servicio.

Posteriormente, los trabajadores continuaron sus actividades en otras oficinas, como sucedió con la Subsecretaría de Tránsito y Vialidad de Chilpancingo.

Al arribar a ese lugar, ubicado en el libramiento a Tixtla, los inconformes intentaron colocar cadenas en el acceso principal, lo que derivó en el enojó de agentes de Tránsito, quienes se opusieron al cierre.

Tras una serie de jaloneos y golpes, fueron cerradas las oficinas y posteriormente los sindicalizados bloquearon por unos minutos el antiguo libramiento. Aunque tras dialogar con autoridades municipales dispusieron a dar por terminada la actividad.