Chilpancingo.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), agremiados a la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), iniciaron este martes un paro laboral.

Además, tomaron las oficinas operativas del organismo, ubicadas en la calle David Pastrana de la colonia Los Ángeles, en Chilpancingo, en medio de la contingencia que se vive a nivel mundial por el Coronavirus.

Las acciones de los trabajadores son en respuesta a que el alcalde Antonio Gaspar Beltrán y la directora de la paramunicipal, Irma Lilia Garzón Bernal se niegan a pagarles la segunda parte de su aguinaldo y prima vacacional.

Entrevistado en el lugar, uno de los trabajadores paristas recordó que son 5 millones de pesos por las das prestaciones lo que adeudan las autoridades a un aproximado de 200 agremiados a esa fracción del SUSPEG.

Hasta las 12:00 del día continuaba el paro laboral y toma de las oficinas operativas de la Capach, pues aún no había una respuesta a sus demandas.