Guerrero.- Unos 500 trabajadores, agremiados a la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), marcharon en la capital para exigir al alcalde Antonio Gaspar Beltrán, que pida licencia.

La movilización, partió del plantón que mantienen los empleados a las afueras del Ayuntamiento de Chilpancingo, y se dirigió a la avenida Vicente Guerrero. En la calle Eucaria Apreza el contingente retorno a la avenida Juárez para regresar a su plantón.

La marcha estuvo encabezada por el secretario general del SUSPEG, David Martínez Mastache, y el líder de la sección, José Natividad Adame Martínez.

Los trabajadores, quienes suman más de tres semanas en paro laboral en exigencia por un aumento salarial del 10 por ciento, se dirigieron a la Unidad Deportiva de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG).

En ese punto, el gobernador Héctor Astudillo Flores, encabezaba la entrega de equipamiento a la máxima casa de estudios en el estado. Los trabajadores buscan una audiencia con el mandatario para que intervenga en el conflicto laboral.