#Orbis

Siria: ataques aéreos rusos matan a 21 civiles

Los civiles murieron en esos bombardeos que alcanzaron edificios residenciales en la localidad de Al Yerzi.

Por Redacción, 2017-12-06 09:58

México, AFP.-Al menos 21 civiles, entre ellos nueve niños, murieron en ataques aéreos rusos realizados durante la noche en una localidad del este de Siria que sigue bajo el control del grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó este miércoles la oenegé OSDH.

«Los civiles murieron en esos bombardeos que alcanzaron edificios residenciales en la localidad de Al Yerzi, en la provincia de Deir Ezzor», donde el EI ya solo controla un puñado de localidades, informó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques de aviones rusos, al igual que los de la coalición internacional dirigida por Washington, han provocado a menudo importantes víctimas civiles durante sus operaciones contra el EI, afirma esta ONG que tiene una gran red de corresponsales en el país.

La localidad de Al Yerzi se sitúa al este del río Éufrates, que corta la provincia petrolera en dos.

Deir Ezzor, que fue uno de los principales feudos del EI en Siria, es escenario desde el verano de dos ofensivas: una realizada por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -dominadas por los kurdos y respaldadas por Washington- y otra por el ejército sirio con el apoyo de Rusia.

Según el OSDH, el EI controla aún un 8% de la provincia, frente a casi la totalidad hace unos meses. Tres años después de haber conquistado grandes territorios en Siria e Irak, el EI vio su «calificato» derrumbarse a raíz de las multiples ofensivas en su contra en ambos países.

#Orbis

May intenta salvar Brexit que parece condenado al fracaso

Tras el plebiscito de junio de 2016, en el que 52% de británicos votó a favor del Brexit, Reino Unido debería haber abandonado la Unión Europea el 29 de marzo.

Por Redacción, 2019-05-22 09:09

México, Notimex.-El último intento de la primera ministra británica, Theresa May, de poner fin a meses de bloqueo parlamentario sobre su controvertido acuerdo de Brexit parecía el miércoles condenado al fracaso, tras decepcionar tanto a proeuropeos como a euroescépticos.

Haciendo concesiones que rompen con algunas de las líneas rojas que ella misma se marcó al iniciar la negociación con Bruselas hace dos años, May propuso el martes a los diputados una cuarta votación del acuerdo que incluya, entre otras cuestiones, la posibilidad de decidir sobre la convocatoria de un segundo referéndum.

Tras el plebiscito de junio de 2016, en el que 52% de británicos votó a favor del Brexit, Reino Unido debería haber abandonado la Unión Europea el 29 de marzo.

Pero el Parlamento rechazó estrepitosamente tres veces el Tratado de Retirada que May firmó en noviembre con Bruselas, lo que empujó a la primera ministra a aceptar un aplazamiento «flexible» del Brexit: hasta el 31 de octubre, aunque el país puede salir antes si halla una solución al bloqueo.

La primera ministra, que llegó al poder en 2016 con la misión de llevar a cabo la salida británica de la UE, tiene sin embargo los días contados.

Descontentos con su gestión, sus propios diputados conservadores la obligaron la semana pasada a aceptar que anunciará una fecha de dimisión en cuanto se celebre este cuarto voto, independientemente de su resultado.

Todo esto contribuye a un ambiente de caos político que está haciendo estragos en las empresas británicas: el miércoles las autoridades ordenaron la liquidación de la acería British Steel, con unos 4.500 empleados, que reconoció tener graves problemas de liquidez debido en particular al impacto de la incertidumbre del Brexit en su actividad.

«Un ritual doloroso»

La «nueva» propuesta de May, que sus detractores califican como más de lo mismo con algunos retoques, no convenció ni a los conservadores defensores de un Brexit neto ni a los laboristas partidarios de mantener estrechos lazos con la UE.

Así, en la víspera de unas elecciones europeas que Reino Unido nunca debiera haber celebrado, la primera ministra enfrentará a mediodía los ataques de diputados de todos los bandos, en la habitual sesión semanal de preguntas en la cámara baja del Parlamento de Westminster.

«Se han convertido en un ritual doloroso en un proceso tortuoso: la primera ministra presenta una visión para el Brexit y los diputados hacen cola para demolerla en la Cámara de los Comunes», resumía la BBC.

En el plan presentado el martes, May incluyó -además de la posibilidad de un segundo referéndum- un voto sobre una eventual unión aduanera temporal y garantías de que se protegerán los derechos de los trabajadores y la protección del medio ambiente.

Son todas ellas reivindicaciones de la oposición laborista, pero que esta, quien negoció sin éxito con el gobierno durante seis semanas, considera implementadas de forma deficiente.

«La primera ministra tiene que aceptar hoy que lo que anunció ayer no va a funcionar y retirar la votación», prevista para una fecha imprecisa a principios de junio, lanzó el miércoles en las ondas de la BBC el laborista Keir Starmer, responsable del dosier Brexit en el principal partido de oposición.

Según la prensa británica, hay incluso voces en el gobierno de May que intentan convencerla de no someter el plan al Parlamento para evitar una nueva humillación.

Preguntado al respecto, el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, dio a entender que la decisión se podría revisar: «creo que en el transcurso de los próximos días reflexionaremos sobre la forma en que la gente ve la propuesta que se ha presentado».

Y uno de los más fervientes opositores a May y a su acuerdo de Brexit entre sus propias filas conservadoras, el ex ministro de Relaciones Exteriores Boris Johnson, fustigó la idea en Twitter.

«Ahora nos piden que votemos sobre una unión aduanera y un segundo referéndum. El proyecto de ley va en contra de nuestro programa, no votaré por él», escribió Johnson, que ya se declaró oficialmente como candidato para suceder a May en las riendas del partido, del gobierno y de la negociación con Bruselas.

#Orbis

Nuevo presidente ucraniano disuelve parlamento y convoca a elecciones

El documento, que entró en vigor el día de su publicación, instruyó al gabinete de ministros de Ucrania para garantizar la financiación de las elecciones extraordinarias parlamentarias.

Por Redacción, 2019-05-22 09:04

México, Notimex.-El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, firmó este lunes un decreto por el que se disuelve la Verjovna Rada (parlamento) de Ucrania, y convocó a elecciones anticipadas parlamentarias para el 21 de julio próximo, informó la agencia Ukrinform.

El documento, publicado este martes 21 de mayo en el sitio web del jefe de Estado, justifica la medida «en virtud del segundo apartado del artículo 77, apartados sexto y séptimo del artículo 83, párrafo 1 del segundo apartado del artículo 90 de la Constitución de Ucrania».

«De conformidad con los párrafos 7 y 8 del primer apartado del artículo 106 de la Constitución de Ucrania, ordeno cesar al mandato de la Verjovna Rada de Ucrania de la octava legislatura; (y) convocar las elecciones de la Verjovna Rada de Ucrania para el 21 de julio de 2019», apuntó el decreto presidencial.

El documento, que entró en vigor el día de su publicación, instruyó al gabinete de ministros de Ucrania para garantizar la financiación de las elecciones extraordinarias parlamentarias. El presidente Zelensky, quien asumió el cargo el lunes, mantuvo una reunión en la Administración Presidencial con los líderes legislativos y de las fracciones y grupos parlamentarios.

Durante la reunión, las partes abordaron el cese anticipado del mandato de los parlamentarios de la octava legislatura y la convocatoria a las elecciones anticipadas. Zelensky propuso modificar la legislación electoral actual, en particular abolir el sistema mayoritario y reducir al tres por ciento el umbral electoral. 

#Orbis

Pyongyang defiende Kim, llama a Biden «tonto y de bajo coeficiente»

La KCNA dijo que Biden tuvo la temeridad de insultar al liderazgo supremo de la RPDC, una provocación por motivaciones políticas intolerable y grave contra Corea del Norte.

Por Redacción, 2019-05-22 09:00

México, Notimex.-La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés) calificó de «tonto de bajo coeficiente intelectual» al ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, por «difamar» al líder norcoreano Kim Jong-un.

En un artículo, se lanzó duramente contra Baden por su retórica difamatoria «imprudente» y «absurda» hacia el liderazgo supremo de la RPDC, las siglas de la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

«Lo que pronunció es simplemente el sofisma de un imbécil desprovisto de una calidad elemental como ser humano, y mucho menos como un político», añadió KCNA, de acuerdo con un despacho de la agencia surcoreana Yonhap.

Durante un acto de campaña el pasado fin de semana, Biden acusó al presidente Donald Trump de hacer de Estados Unidos «una nación que abraza a dictadores y tiranos como (Vladimir) Putin y Kim Jong-un».

Biden, quien fungió como vicepresidente bajo la Administración de Barack Obama, ha surgido como uno de los principales candidatos del Partido Demócrata con miras a la carrera por la presidencia de Estados Unidos del 2020, y ha mantenido una postura crítica hacia Corea del Norte.

La KCNA dijo que Biden tuvo la temeridad de insultar al liderazgo supremo de la RPDC, una provocación por motivaciones políticas intolerable y grave contra Corea del Norte, y añadió que nunca se perdonará a los que osen provocar al liderazgo supremo de Corea del Norte y que, sin duda, se hará que paguen por ello.