#Orbis

Siria: ataques aéreos rusos matan a 21 civiles

Los civiles murieron en esos bombardeos que alcanzaron edificios residenciales en la localidad de Al Yerzi.

Por Redacción, 2017-12-06 09:58

México, AFP.-Al menos 21 civiles, entre ellos nueve niños, murieron en ataques aéreos rusos realizados durante la noche en una localidad del este de Siria que sigue bajo el control del grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó este miércoles la oenegé OSDH.

“Los civiles murieron en esos bombardeos que alcanzaron edificios residenciales en la localidad de Al Yerzi, en la provincia de Deir Ezzor”, donde el EI ya solo controla un puñado de localidades, informó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques de aviones rusos, al igual que los de la coalición internacional dirigida por Washington, han provocado a menudo importantes víctimas civiles durante sus operaciones contra el EI, afirma esta ONG que tiene una gran red de corresponsales en el país.

La localidad de Al Yerzi se sitúa al este del río Éufrates, que corta la provincia petrolera en dos.

Deir Ezzor, que fue uno de los principales feudos del EI en Siria, es escenario desde el verano de dos ofensivas: una realizada por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -dominadas por los kurdos y respaldadas por Washington- y otra por el ejército sirio con el apoyo de Rusia.

Según el OSDH, el EI controla aún un 8% de la provincia, frente a casi la totalidad hace unos meses. Tres años después de haber conquistado grandes territorios en Siria e Irak, el EI vio su “calificato” derrumbarse a raíz de las multiples ofensivas en su contra en ambos países.

#Orbis

Fallecen 43 personas en un bombardeo de EU en Siria

Entre las víctimas mortales hay 17 menores de edad y 12 mujeres, así como otras siete personas que la ONG aún no ha podido saber si son combatientes del EI.

Por Redacción, 2018-11-17 11:58

EFE.- Al menos 43 personas fallecieron a causa de un bombardeo lanzado esta madrugada por aviones de la coalición internacional liderada por EE.UU. contra las últimas zonas que controla el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el noreste de Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre las víctimas mortales hay 17 menores de edad y 12 mujeres, así como otras siete personas que la ONG aún no ha podido saber si son combatientes del EI.

El bombardeo tuvo lugar a las 03:30 de la madrugada hora local (01:30 GMT) en la localidad de Abu al Hasan, en el este de la provincia de Deir al Zur, y su objetivo fueron viviendas de civiles situadas alrededor de una mezquita.

Abu al Hasan se ubica entre las poblaciones de Hayin y Al Shaafa, al este del río Éufrates, área que ha sido blanco de varios ataques de la alianza antiyihadista que dejaron un centenar de muertos en los pasados días, según el recuento del Observatorio.

La agencia de noticias estatal siria, SANA, informó de que al menos 40 civiles perdieron la vida en una “nueva masacre” de la coalición en el pueblo de Buqaan, perteneciente al municipio de Hayin.

Según SANA, los aviones de la alianza bombardearon Hayin y los pueblos de los alrededores desde la noche de este viernes, y los misiles lanzados causaron daños en decenas de casas civiles y dejaron sin hogar a cientos de familias.

Asimismo, la agencia advirtió de que el número de muertos puede aumentar porque hay personas debajo de los escombros y es difícil rescatarlos en medio de los ataques continuados sobre Buqaan.

SANA destacó que más de 100 civiles han fallecido en bombardeos de la coalición la semana pasada, mientras que el Observatorio subrayó que la de hoy es la “mayor matanza” cometida por la alianza desde septiembre, cuando intensificó sus ataques contra el último reducto del EI en esta zona de Siria.

#Orbis

Sospechan que príncipe saudi mandó a matar a periodista khashoggi

Khashoggi, quien fue un fuerte crítico del gobierno y colaborador del diario The Washington Post, fue asesinado dentro del consulado saudita en Estambul.

Por Redacción, 2018-11-17 10:45

Notimex.– La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos ha concluido que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, ordenó el asesinato del periodista crítico Jamal Khashoggi en el consulado del reino en Estambul a principios de octubre, reveló el diario The Washington Post.

Khashoggi, quien fue un fuerte crítico del gobierno de Arabia Saudita y colaborador del diario The Washington Post, fue asesinado dentro del consulado saudita en Estambul el pasado 2 de octubre, sin que hasta ahora su cuerpo haya sido localizado, aunque informes sugieren que fue disuelto con químicos.

Según ha reconocido Riad, Khashoggi fue asesinado por un grupo de agentes llegados desde Arabia Saudita -algunos cercanos al príncipe heredero- en el consulado, adonde acudió para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.

El periódico, que cita fuentes familiarizadas con el asunto, afirmó que la CIA ha averiguado que Khashoggi, que vivía en Washington, conversó con el embajador saudí en Estados Unidos y hermano del príncipe heredero, Jaled bin Salmán, sobre el viaje a Turquía para obtener los documentos.

Según la CIA, el embajador instó a Khashoggi a hacer los trámites en Estambul a petición de su hermano y le dijo que no le pasaría nada.

No está claro, indicó el rotativo, si el embajador era conocedor de los planes de asesinar a Khashoggi.

Una portavoz de la embajada saudita en Estados Unidos ha negado a The Washington Post que el representante diplomático y el periodista hablasen de “nada relacionado con ir a Turquía” y ha dicho que las conclusiones de la CIA son “falsas”.

La conclusión de la CIA también se ha visto influida por la posición que mantiene el príncipe heredero en Arabia Saudita, donde actúa como líder de facto y supervisa hasta el más mínimo detalle.

“La posición aceptada es que no hay forma de que esto ocurriese sin que él lo supiera o estuviera involucrado”, aseguró una de las fuentes anónimas cercanas a la investigación citadas por The Washington Post.

Por su parte, The New York Times también publicó una información sobre las conclusiones de la CIA, en la que explica que la agencia estadunidense interceptó llamadas del príncipe heredero y del grupo que mató a Khashoggi en los días previos al crimen.

Las llamadas indican que el príncipe buscaba maneras de atraer de vuelta a Khashoggi a Arabia Saudita, aunque en las interceptaciones no dijo que le quería muerto.

El rotativo neoyorquino precisó que la creencia de la CIA se basa en el férreo control que tiene Mohamed bin Salmán sobre todo lo que pasa en su país, aunque no tiene pruebas directas que vinculen al príncipe con el asesinato.

Tras su desaparición, Arabia Saudita defendió que Khashoggi había salido por su propio pie del consulado, pero con el paso de los días, la presión internacional y las pruebas en manos de Turquía, el reino admitió que el periodista había muerto en su sede diplomática.

Aunque esa primera versión alegaba que Khashoggi murió en una pelea, Riad después reconoció que había sido un asesinato premeditado.

En el consulado, a Khashoggi le esperaban unos 15 agentes saudíes que habían llegado a Estambul la noche anterior, entre ellos cuatro miembros de la seguridad del príncipe saudí, que hasta la fecha niega cualquier tipo de participación en el crimen.

Según el Post, la CIA ve a Mohamed bin Salmán como un “buen tecnócrata” pero volátil, arrogante y alguien que “va de cero a cien, que no parece entender que hay algunas cosas que no puede hacer”.

La agencia estadunidense, no obstante, cree que el príncipe “sobrevivirá” al escándalo de Khashoggi y que su futuro como rey saudí se “da por hecho”.

#Orbis

Registran 74 muertos y más de mil desaparecidos por incendio en California

Los equipos de búsqueda y rescate de California recuperaron este viernes otros ocho cadáveres, lo que elevó el número de víctimas mortales a 71 en el “Camp Fire”.

Por Redacción, 2018-11-17 09:46

Notimex.- La cifra de víctimas por los devastadores incendios forestales en el norte de California, Estados Unidos, aumentó a 74 el número de muertos y más de mil personas desaparecidas, además de 250 mil afectados, informaron autoridades estatales.

Los equipos de búsqueda y rescate de California recuperaron este viernes otros ocho cadáveres, lo que elevó el número de víctimas mortales a 71 en el “Camp Fire”, el fuego más mortífero de la historia del estado.

El sheriff del condado de Butte, Kory L. Honea, precisó que se han hallado ocho cuerpos, de los cuales siete se encontraban en la ciudad de Paradise, que ha quedado prácticamente destruida por el incendio que se desató el pasado 8 de noviembre, mientras que el otro cadáver se ha encontrado en Magalia, al norte de Paradise.

Los otros tres fallecidos se encontraron en el “Woolsey Fire”, que consume también desde hace más de una semana áreas del sur del estado, cerca de Los Ángeles.

En una rueda de prensa, Honea actualizó la lista de desaparecidos, que se disparó de los 631 del jueves a mil 011.

Sin embargo, el Sheriff dijo que la lista de los desaparecidos es dinámica y puede incluir a personas que fueron contadas dos veces, cuyos nombres fueron mal escritos o que pueden no saber que fueron reportados como desaparecidos, citó el diario Los Angeles Times.

De acuerdo con los últimos datos, el “Camp Fire” ha destruido más de 12 mil edificios, en su mayoría en la población de Paradise, que fue completamente devorada por las llamas, y ha quemado 57 mil 500 hectáreas de vegetación. Los bomberos han logrado contenerlo en un 50 por ciento.

El presidente estadunidense Donald Trump tiene previsto realizar este sábado una visita a California para reunirse con las víctimas y recorrer las zonas afectadas por los incendios forestales.

Trump declaró el lunes el estado de desastre en California y ordenó ayuda federal para combatir los incendios forestales, los más destructivos de la historia del estado.

Según la Casa Blanca, la declaración pone fondos federales a disposición de las personas afectadas en los condados de Butte, Los Ángeles y Ventura.

Pese a los avances conseguidos para controlar el incendio durante las últimas horas, las autoridades han alertado de que se espera que durante el fin de semana soplen fuertes rachas de viento seco, lo que dificultaría las tareas de extinción, como ya sucedió a principios de la semana.

Más de 50 mil personas han sido evacuadas en la zona, mientras el humo de los incendios se desplaza cientos de kilómetros y mantiene áreas muy pobladas, como Sacramento o la Bahía de San Francisco bajo alerta máxima por la mala calidad del aire.