Chilpancingo, Guerrero.- El sismo de magnitud 7.5 que sacudió esta mañana el centro y sur del país y que se percibió en Guerrero, causó daños aún más severos en viviendas que ya presentaban problemas estructurales en el fraccionamiento Las Cumbres, ubicado en una zona de alto riesgo al noroeste de Chilpancingo.

Sin embargo, el gobierno municipal y estatal y sus dependencias de Protección Civil, siguen sin actuar frente a este problema que representa un alto riesgo para las familias que habitan en esas casas.

De acuerdo con el presidente del comité de Las Cumbres, Carlos Ruiz Leyva, de alrededor de 30 viviendas que presentan daños estructurales desde hace varios años por malas construcciones, en tres de ellas se presentaron nuevas fisuras tras el fuerte sismo de esta mañana.

En un recorrido realizado por Bajo Palabra, se observaron agravamientos en las cuarteaduras y se presentaron nuevas en las viviendas, principalmente las que colindan con la barranca Las Calaveras. Incluso, algunas de las bardas perimetrales están por venirse abajo.

Por lo anterior, las familias afectadas urgieron la presencia de las autoridades municipales y estatales y de PC ante el riesgo en el que se encuentran y solicitaron su reubicación, pues acusaron que ha habido omisión.

Alrededor de las 10:20 de la mañana un fuerte sismo de una magnitud de 7.5 grados en escala de Richter sacudió el centro y sur del país y se percibió en Guerrero.

Autoridades federales informaron que el movimiento telúrico tuvo su epicentro a 23 kilómetros al sureste de Crucecita, en el vecino estado de Oaxaca, en donde varias casas y edificios sufrieron graves daños estructurales.