México.-Al menos cinco personas muertas y 60 heridas es el balance provisional del terremoto de 6.3 grados de magnitud que azotó anoche la isla de Mindanao, al sur de Filipinas, informan medios locales.

Entre las víctimas mortales se encuentran tres menores de edad, de acuerdo con el sitio de noticias Inquirer.

En Tulunam, en la provincia de Cotabato Norte, una niña de siete años murió en el derrumbe de su casa a causa del terremoto, cuyo epicentro se situó a 22 kilómetros de esa ciudad.

Otra niña de dos años murió en el derrumbe de su casa y dos personas fallecieron a causa de un desprendimiento de tierra en la ciudad de Magsaysay, provincia de Davao del Sur, donde la mayoría de las viviendas están “totalmente destruidas”, según un portavoz del ayuntamiento.

En la ciudad de Kidapawan un hombre murió de un ataque al corazón y una mujer embarazada sufrió un aborto involuntario.

En General Santos, en Davao del Sur, un centro comercial se incendió después del terremoto, aunque todavía no se ha divulgado un recuento de víctimas sobre ese incidente, reportó el sitio Philsta.

Nueve casas también fueron arrasadas en otro incendio registrado en un área residencial en la ciudad de Cotabato la madrugada de este jueves.

El sismo ocurrido este miércoles a las 19:37 hora local (11:37 GMT) fue de magnitud 6.3, confirmó el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs), mientras el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) lo ubicó en 6.4 con epicentro a siete kilómetros al este noreste de la localidad de Columpio, en la provincia de Cotabao del Norte.

El terremoto estuvo seguido de unas 226 réplicas y de un segundo temblor de 5.2, según Phivolcs.

Filipinas se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos siete mil temblores al año, la mayoría moderados.