Chilpancingo, Guerrero.- En un comunicado, el gobierno municipal llamó al Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo (SITACH) a dejar a un lado “las ambiciones” y regresar a la mesa de negociación tras ocho días de movilización.

A través de una videoconferencia, autoridades informaron que no existe oposición para cumplir el pliego petitorio de los trabajadores del SITACH, sin embargo, éste debía ser apegado a la ley y a la realidad presupuestaria del municipio.

La secretaria de Finanzas, Guri Carmen Zuluaga Huerta, señaló que la principal demanda del sindicato, en torno al incremento del 20 por ciento en su salario base, repercutiría severamente al presupuesto de egresos del municipio, dado que generaría un déficit mensual de unos 15 millones de pesos.

La nómina actual del Ayuntamiento está compuesta por tres mil 289 trabajadores, que representa un gasto mensual de 32 millones 315 mil 946 pesos, de los cuales, el gobierno municipal solo puede pagar 17 millones de pesos.

La síndica Vianey Castorena Tenorio criticó que los “usos y costumbres” en anteriores administraciones hayan provocado que ahora las nuevas autoridades tengan que enfrentar un déficit mensual de 180 millones de pesos.

Desde el lunes pasado, día en que fue tomado el Palacio Municipal, el Casino, las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, el Panteón Central y las oficinas de la Secretaría de Servicios Públicos, son utilizadas para realizar trámites a la ciudadanía.