México.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó el jueves que “Lorena” se convierta nuevamente en huracán categoría uno al llegar a Baja California Sur.

“Se pronostica que alrededor del mediodía de este viernes el centro de Lorena pase muy cerca y toque tierra como huracán categoría uno en la costa sur de Baja California Sur para luego continuar moviéndose hacia el norte”, dijo.

En las próximas 36 horas, se anticipa que el fenómeno generará lluvias extraordinarias con acumulados superiores a 250 litros por metro cuadrado en Baja California Sur, lluvias entre 150 a 250 litros por metro cuadrado en Nayarit y Sinaloa y de 75 a 150 litros por metro cuadrado en Colima, Durango y Jalisco.

En el punto más cercano a Baja California Sur se pronostica que los vientos sostenidos de Lorena serán superiores a los 120 kilómetros por hora y el oleaje supere los cinco metros de altura en la zona costera.

El coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional, Jorge Zavala Hidalgo, informó que una vez que el meteoro bordee BCS, disminuirá sus vientos, aunque “no se descarta la posibilidad de que ingrese al Golfo de California”.

Hasta las 19 horas de este jueves, el centro de Lorena, que hoy es de nuevo tormenta tropical, se ubicó a 300 kilómetros al Este-Sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con desplazamientos más rápidos de los previstos.

Este sistema registra vientos máximos de 110 kilómetros por hora, con rachas de 140 kilómetros por hora, se desplaza a 20 kilómetros por hora hacia las costas de BCS, relativamente más rápido que este tipo de sistemas que es de 15 kilómetros por hora.

Lorena ya generó lluvias torrenciales en Colima y Jalisco con acumulados superiores a los 200 litros por metro cuadrado.

En tanto, la tormenta tropical Mario se localiza a 620 kilómetros al sur de Los Cabos, Baja California Sur, con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora con rachas de 110 kilómetros por hora y se desplaza a 17 kilómetros por hora hacia el noroeste en forma paralela a las costas paralelas hacia Baja California Sur.

Por su lejanía Mario no representa peligro para el territorio continental mexicano en las siguientes 48 horas.