México, Notimex.-Mientras que México se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo, entre los aficionados circula un videojuego denominado "Sniper 3D Assassin", que en una de sus misiones consiste en asesinar a un comunicador; el juego se puede adquirir a través de tiendas virtuales.

A pesar de que se desarrolló desde 2014, el videojuego cobró notoriedad luego de que el periodista del “New York Times”, Jamal Jordan, advirtió recientemente que es muy popular entre jóvenes y niños, quienes pueden descargarlo gratuitamente o comprarlo en tiendas como Amazon, Google y Microsoft, es decir, prácticamente en cualquier parte.

Se trata de un videojuego desarrollado por la compañía brasileña TFG Co., en cuyo sitio en internet tfgco.com, y en la sección denominada “nuestros juegos”, se puede encontrar una ilustración en la que se ve en primer plano a un francotirador con un rifle de mira telescópica y al fondo una imagen de un helicóptero, aparentemente militar, que vuela sobre una ciudad.

El texto que lo acompaña señala que el “Sniper 3D”, dado a conocer en noviembre de 2014, se convirtió de inmediato en un gran éxito. “Sólo en su primer mes alcanzó la marca de 10 millones de descargas”.

Además, para 2016 el videojuego se había convertido en uno de los más descargados en “App Store” con miles de jugadores que lo exploran a diario, con 10 escenarios, “agregando cientos de misiones”.

La propia compañía lo promueve diciendo que “Con armas únicas y diferentes modos de juego, Sniper 3D es considerado por muchos como el mejor juego del mundo en su categoría”.

Si bien la empresa no ofrece más detalles de cuáles son las “misiones” del juego, sí se puede encontrar en YouTube un promocional de la "misión” titulada “noticias de última hora”, en la que el jugador recibe la “orden” de ejecutar a un periodista.

A través de un rifle de alcance, el jugador mira a un policía que sostiene un maletín rojo que se acerca a un periodista de sombrero amarillo. El punto luminoso de la mira se dirige a la cabeza del periodista y con el “disparo” una bala le golpea la cabeza, y el blanco de inmediato derrama sangre.

Para dar fin a la “misión”, el videojuego agrega una leyenda que señala, en letras mayúsculas: “ES UNA HISTORIA DE PORTADA”.