México.- Uno de cada dos mexicanos dio sobornos a policías en el último año, mientras que uno de cada tres han sobornado a un juez en el mismo periodo, reveló el Barómetro Global de la Corrupción 2019 publicado por Transparencia Internacional.

De acuerdo con el estudio realizado por la ONG a través de encuestas a 17,000 ciudadanos de 18 países de América Latina realizadas entre enero y marzo, 34% de los mexicanos encuestados refirió que entregó un soborno para poder acceder a trámites y servicios lo que significó un detrimento en cotejo con el indicador de anterior edición del estudio, del 2017, cuando fueron 51% los mexicanos los que dijeron haber dado dádivas para acceder a trámites y servicios públicos.

No obstante, al observar cada servicio o trámite se observa que los sobornos que dieron los mexicanos a la policía y jueces por realizar sus funciones aumentaron en comparación con la edición del Barómetro del 2017.

El estudio apunta que 52% de los mexicanos encuestados para el estudio (1,000 personas en total) dieron un soborno a la policía en los últimos 12 meses; en el Barómetro del 2017 el indicador se colocó en 30 por ciento.

En el caso de los jueces, 35% de los mexicanos encuestados dijo haber dado un soborno a dichos funcionarios durante el último año; en el estudio anterior el porcentaje se colocó en 7 por ciento.

En términos generales, 44% de los encuestados indicó que en el último año aumentó la corrupción, una disminución con respecto al último estudio del 2017 cuando 61% dijo que había crecido dicho flagelo.

Un 21% de los encuestados en el país refirió en el estudio de este 2019 que la corrupción en los últimos 12 meses decreció; 34% dijo que está igual que hace un año y 1% apuntó que no sabe.

En cuanto a la percepción sobre el combate a la corrupción por el gobierno federal, los mexicanos mostraron su confianza en el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

En este sentido, 61% de los mexicanos dijo que el gobierno de López Obrador actúa “bien o muy bien” en el combate a la corrupción, en el 2017, en el pasado gobierno de Enrique Peña Nieto el indicador se ubicó en 24 por ciento.

En América Latina, en comparación con los otros 17 países de la región analizados, México se ubicó en segundo lugar, sólo después de Venezuela, en cuanto a la frecuencia con la que sus ciudadanos dan sobornos, no obstante, el país se colocó en el lugar 16 en cuanto a percepción sobre incremento de la corrupción en su generalidad.