México, EFE.-Este 27 de enero se cumplen 75 años de la liberación del campo nazi de Auschwitz, donde murieron más de 1,1 millones de personas. Este día de su aniversario, recibirá a unos 200 prisioneros y supervivientes del Holocausto y a diversos mandatarios de todo el mundo.

Los sobrevivientes del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau se han reunido hoy para conmemorar el 75 aniversario de la liberación del campo. Se esperan 200 asistentes, muchos de ellos judíos que han viajado lejos de sus hogares en Israel, Estados Unidos, Australia, Perú, Rusia, Eslovenia y otros lugares. Algunos son familiares que se separaron en Auschwitz y que hoy se reencuentran en su viaje de regreso.

La mayoría de los 1,1 millones de personas asesinadas por las fuerzas nazis alemanas eran judías, aunque también había polacos y rusos. La conmemoración de este lunes está dirigida por el presidente polaco Andrzej Duda y el jefe del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder.

Asuchwitz fue liberado por el ejército soviético el 27 de enero de 1945. Los líderes mundiales se reunieron en Jerusalén la semana pasada para conmemorar el aniversario en lo que muchos vieron como una observación competitiva. Entre ellos estaban el presidente ruso Vladimir Putin, el vicepresidente estadounidense Mike Pence, el presidente francés Emmanuel Macron y el príncipe Carlos de Gran Bretaña.

sobrevivientes sobrevivientes.

Una de las supervivientes, Jona, de 90 años, cuenta que “les enseñaron en su propia piel qué era el infierno, eso era el infierno”. Entró en el campo de concentración con sus dos hermanas desde el gueto judío de Varsovia.

"Nos enseñaron en nuestra propia piel qué era el infierno, esto era el infierno". Así explica Jona, de 90 años, como fue el infierno que vivió en Auschwitz con tan solo 14 años. Llegó al campo de exterminio con sus dos hermanas desde el gueto judío de Varsovia. Pronto supo que allí le iba a cambiar la vida, si salía de ese lugar con ella.

Ella es uno de los 200 supervivientes que hoy conmemoran el 75 aniversario de la liberación del campo por el ejército rojo. Nos cuenta su historia visitando Auschwitz de la mano de su nieta.

Se espera que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, se presente en el evento en Auschwitz, que se encuentra en sur de Polonia, una región bajo ocupación alemana durante la guerra.

Los organizadores del evento en Polonia, el museo conmemorativo del estado de Auschwitz-Birkenau y el Congreso Judío Mundial, han tratado de mantener la atención sobre los sobrevivientes. Lauder ha advertido que los líderes deben hacer más para combatir el antisemitismo, incluso aprobando nuevas leyes para combatirlo.

Los sobrevivientes, apoyados de sus hijos y nietos, han caminado por el lugar donde sufrieron hambre, enfermedades y casi la muerte. Aseguraron que estaban allí para recordar, para compartir sus historias con otros y para hacer un gesto de desafío hacia aquellos que habían buscado su destrucción. Para algunos, este lugar es también el cementerio de sus padres y abuelos.

“No tengo tumbas a las que ir y sé que mis padres fueron asesinados aquí y quemados”. Así que así es como les rindo homenaje “, dijo Yvonne Engelman, de 92 años, que vino de Australia, a la que se unieron tres generaciones más ahora diseminadas por todo el mundo. Recordó cómo la trajeron de un ghetto en Checoslovaquia en un carro de ganado, siendo despojada de su ropa, afeitada y puesta en una cámara de gas. Por algún milagro, la cámara de gas ese día no funcionó, y ella sobrevivió al trabajo esclavo y una marcha de la muerte.

Una sobreviviente de 96 años, Jeanette Spiegel, tenía 20 años cuando fue llevada a Auschwitz, donde pasó nueve meses. Hoy vive en la ciudad de Nueva York y teme el aumento de la violencia antisemita en los Estados Unidos. “Los jóvenes deben entender que nada es seguro, que pueden suceder algunas cosas terribles y que deben tener mucho cuidado. Y eso, Dios no lo quiera, lo que le sucedió al pueblo judío nunca debería repetirse”, ha recordado entre lágrimas.